Madrid

Moncloa adopta medidas ahorrativas en su aparcamiento: instala placas solares

Cubrirá las marquesinas con paneles fotovoltaicos que permitirán la recarga de coches eléctricos

Imagen que utiliza Presidencia para ilustrar su proyecto de aparcamiento con placas solares.
photo_camera Imagen que utiliza Presidencia para ilustrar su proyecto de aparcamiento con placas solares.

El Gobierno de Pedro Sánchez se ha lanzado a una campaña paraahorrar energía en todos los ámbitos. Ha presentado un “Plan de ahorro y gestión energética en climatización para reducir el consumo en el contexto de la guerra en Ucrania”, que como medida más polémica incluye apagar de noche las luces de edificios públicos y escaparates de comercios.

Este plan vino precedido por la petición pública que hizo Sánchez para que los hombres no se pongan corbatas en los meses de más calor, como una medida para evitar tener que poner el aire acondicionado a mayor potencia y menor temperatura.

En medio del debate sobre qué medidas son necesarias y eficaces para reducir el consumo de energía ante el miedo a restricciones en el suministro de gas, La Moncloa va a acometer una pequeña obra encaminada a este mismo objetivo: ahorrar energía.

Marquesinas fotovoltaicas

El Ministerio de la Presidencia, que dirige Félix Bolaños, ha puesto en marcha una licitación para instalar en el Complejo de la Moncloa unas “marquesinas fotovoltaicas para autoconsumo”.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 349.901,15 euros.

El origen de las obras se encuentra en la tormenta invernal Filomena, que en enero de 2021 cubrió de nieve gran parte de la España peninsular, incluida la ciudad de Madrid. Algunas marquesinas de los aparcamientos del Complejo de la Moncloa colapsaron, se entiende que por la acumulación de nieve.

Desde entonces, algunas plazas del aparcamiento no están cubiertas. Presidencia va a volver a cubrirlas con marquesinas, y ha decidido aprovechar para intentar ahorrar algo de electricidad.

Sombra y recarga de coches eléctricos

El proyecto consiste en “las obras de construcción e instalación de un conjunto de marquesinas de protección solar, para los vehículos en el aparcamiento situado junto a los talleres del Complejo de la Moncloa, en el que se aproveche para integrar en la cubierta de las mismas de un conjunto de paneles solares fotovoltaicos bifaciales, para generar potencia destinada a autoconsumo del Complejo de la Moncloa procedente de fuentes renovables”.

Se combinará así “una solución estructural para dar sombreamiento a la distribución de plazas de aparcamiento actuales” con la instalación de “unas marquesinas fotovoltaicas en el aparcamiento de la zona de talleres del Complejo de la Moncloa para aprovechamiento de energía en autoconsumo”.

Presidencia busca un tercer objetivo. Las nuevas marquesinas cubiertas con placas fotovoltaicas estarán dotadas de equipos cargadores para vehículos eléctricos. La idea es que sirvan para recargar los vehículos que utiliza el Departamento de Seguridad de Presidencia del Gobierno, integrado por policías nacionales y guardias civiles y encargado de la protección del personal, edificios e instalaciones del Complejo de la Moncloa, de la seguridad integral del presidente del Gobierno y de otras personas e instalaciones que determine el director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, en coordinación con el Ministerio del Interior.

Sin inyección a la red

El plan supondrá instalar las estructuras metálicas capaces de soportar el peso de los módulos fotovoltaicos, construidas en chapa de acero galvanizada en caliente. Se prevé que el sistema tenga una potencia de generación máxima instalada de 99 kW, con módulos fotovoltaicos de 450Wp.

Se colocarán cuatro postes de recarga dobles RVE, en los que se podrán recargar las baterías de los vehículos eléctricos del Departamento de Seguridad.

La instalación de estas placas de energía fotovoltaica se concibe como un sistema de producción eléctrica en baja tensión sin generación o inyección a red. Es decir, se limitará a producir energía para autoconsumo de los coches eléctricos, sin que se vaya a inyectar a la red eléctrica exterior los posibles excedentes energéticos: “Por lo tanto, esta instalación se puede considerar como un elemento de ahorro energético y no como una central de generación de energía que requiere de ciertas capacidades de evacuación a la red a la que se haya conectada”, explica Presidencia en los pliegos del contrato.

Eficiencia energética en las administraciones

El Ministerio de la Presidencia enmarca estas obras en el “Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030”, un documento del Ministerio de Transición Ecológica que “busca una transformación del sistema energético hacia una mayor autosuficiencia energética sobre la base de aprovechar de una manera eficiente el potencial renovable existente en nuestro país, particularmente el solar y el eólico”.

Ese plan obliga a que “las Administraciones Públicas sean ejemplares en materia de ahorro y eficiencia energética”, y establece ciertos objetivos: lograr en 2030 un 23% de reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero, un aporte de 42% de las energías renovables sobre el uso de la energía, una mejora de 39,5% en la eficiencia energética y un 74% de participación de la energía renovable para la generación eléctrica.

Para alcanzar esos objetivos se contempla el fomento del autoconsumo con renovables, que “permite acercar la generación al consumo y, por tanto, reducir pérdidas, incrementar la implicación de los consumidores en la gestión de su energía y reducir el impacto de la producción renovable sobre el territorio”.

Ya mediante el Real Decreto-ley 29/2021, de 21 de diciembre, por el que se adoptan medidas urgentes en el ámbito energético para el fomento de la movilidad eléctrica, el autoconsumo y el despliegue de energías renovables, se establecieron las dotaciones mínimas de infraestructura de recarga de vehículos eléctricos en los edificios de las Administraciones Públicas.

Presidencia destaca que “a través de estos planes y medidas que se están estableciendo, el empleo de las instalaciones fotovoltaicas para la recarga de vehículos eléctricos representa una gran oportunidad para lograr dichos objetivos debido a que estimula tanto la utilización de este tipo de energía renovable para el autoconsumo como el impulso de la movilidad eléctrica debido a un aumento de los puntos de recarga en el país”.

En el Senado y en cuarteles del Ejército

En estas páginas se han contado recientemente algunas medidas que están adoptando instituciones y organismos públicos en esta misma dirección.

El Ejército de Tierra y la Unidad Militar de Emergencia tienen en marcha proyectos para colocar placas solares en los tinglados donde se guardan los vehículos -una idea similar a la del aparcamiento de La Moncloa- o en los tejados de los edificios, entre otras medidas de mejora de la eficiencia energética.

También el Senado va a hacer lo propio, instalando placas fotovoltaicas en las cubiertas de sus edificios.

En general, la demanda de placas solares se está multiplicando en España, sobre todo por parte de propietarios de viviendas que tienen espacio para instalarlas y pretenden así ahorrar en un contexto de precios de la energía disparados por la invasión rusa de Ucrania y la ‘guerra fría’ entre la OTAN y Rusia, entre otras tensiones geopolíticas.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?