Madrid

La ‘marea blanca’ se extiende por las comunidades autónomas socialistas

Se han multiplicado las asambleas por toda España. En Castilla-La Mancha y Extremadura las está agitando Podemos

Isabel Díaz Ayuso
photo_camera Isabel Díaz Ayuso

 

 

Ya no solo contra Isabel Díaz Ayuso y los gobiernos del PP. Los médicos han comenzado a organizarse por toda España para extender las protestas también a las comunidades autónomas socialistas. Los movimientos se suceden sobre todo entre los especialistas de Atención Primaria.

Hasta ahora, Ayuso era la única presidenta autonómica, junto al cántabro Miguel Ángel Revilla, que se enfrentaba a un revés político considerable tras haber despertado a la ‘marea blanca’, que llenó las calles de Madrid el pasado domingo en una masiva manifestación contra los recortes en la sanidad pública. 

Mientras tanto, ejecutivos autonómicos del PP asistían con preocupación al posible efecto contagio de las protestas de Madrid a otros territorios donde gobierna la derecha.

Las protestas se extienden por España

Sin embargo, según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los movimientos, las protestas médicas están a punto de extenderse ahora a una decena de autonomías. Prácticamente, por tanto, a todo el país.

Los representantes sindicales se reúnen a lo largo de esta semana para abordar la crisis de Atención Primaria en territorios como la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, Navarra, Andalucía y Cataluña

La intención es votar en las asambleas que se multiplican estos días por toda España la convocatoria de huelgas para protestar por la falta de médicos, el agotamiento de los profesionales y la saturación del sistema.

También en las autonomías socialistas

Las protestas médicas se van a extender también, por tanto, a varias autonomías socialistas. Hasta el momento, la coyuntura había soplado a favor del Gobierno de Pedro Sánchez, ya que la manifestación por unos servicios públicos de calidad se produjo en Madrid tan solo unos días después de que el PSOE y Unidas Podemos registraran en el Congreso una proposición de ley para eliminar el delito de sedición.

En ese contexto, la manifestación multitudinaria de la capital contra Isabel Díaz Ayuso había desviado la atención de la polémica por la revisión de la sedición y era además la constatación de la gran cantidad de “voto prestado” que la presidenta madrileña aglutinó en las elecciones del 4-M, como ella misma ha reconocido.

Se asume que es un problema nacional

“Estamos viendo que en algunos municipios se está agitando mucho el tema de la sanidad. En vísperas de las elecciones municipales y autonómicas se empiezan a movilizar”, admiten a ECD en una comunidad autónoma socialista, donde temen que “se va a utilizar la sanidad como arma electoral”. Advierten de que se está generando “el mismo caldo de cultivo” que ha llevado a la movilización de cientos de miles de médicos en Madrid, por lo que dan por hecho que la ‘marea blanca’ se extenderá también al resto del país.

En otro Ejecutivo regional del PSOE también asumen que los problemas en la sanidad pública son comunes en toda España, pero señalan que el específico de Madrid ha sido la gestión por parte de Ayuso de las protestas de los profesionales. 

La atención primaria está mal en toda España, y eso no se puede negar. Pero nosotros no vamos a decir que se trata de una historia política y cabrear así a los profesionales”, subrayan esas mismas fuentes socialistas.

Protestas agitadas por Podemos

Por si esto fuera poco, fuentes del PSOE en Castilla-La Mancha y Extremadura explican a Confidencial Digital que han detectado que Podemos es uno de los principales promotores de las huelgas que se están preparando en estos territorios, donde los socialistas gobiernan con mayoría absoluta y no con el apoyo del partido morado.

Los dirigentes de Podemos han insistido en los últimos días, por ejemplo, en que “el estado de la sanidad en Castilla-La Mancha provoca el mismo malestar que ha sacado a la gente a la calle en Madrid”. El coordinador autonómico de la formación morada, José Luis García Gascón, ha asegurado que “Page privatiza servicios, profundiza en los recortes iniciados por Cospedal en lugar de revertirlos y tiene la atención primaria desbordada en todas las provincias a las puertas del invierno donde la incidencia del Covid vuelve a ser imprevisible”.

También ha cargado contra la gestión de Emiliano García-Page el líder del PP en la región, Paco Núñez. Ha pedido a los medios de comunicación que den el mismo trato a la Sanidad de Castilla-La Mancha que a la de Madrid porque, a su juicio, “cuenta con peores datos”.

Algo que, destacan en el equipo del presidente castellano manchego, resultaba más previsible que las protestas que está promoviendo Podemos contra el PSOE.

Falta de personal en Valencia

Una de las principales quejas en la atención primaria de la Comunidad Valenciana es la falta de personal. “Los MIR se van a otros centros, porque la atención primaria es muy poco atractiva, y apenas salen plazas. Son casi todas para auxiliares administrativos y enfermeros”, protestan.

Aseguran que la pandemia ha dejado a la atención primaria de la Comunidad Valenciana en la UCI y que las agendas de los centros de salud están colapsadas. Destacan que los pacientes que atiende de media un médico de familia o un pediatra están muy por encima de los estándares recomendados por las sociedades médicas (25 para los médicos y 20 para los pediatras).

Una comisión de crisis en Aragón

En Navarra, el sindicato médico está a punto de convocar una huelga indefinida en la red sanitaria pública de la Comunidad foral y avisan de que la fecha se podría adelantar en función de la marcha de las negociaciones. 

La amenaza de paro se debe a la “inacción” del Gobierno de Navarra y del departamento de Salud y a la necesidad “urgente” de mejorar las condiciones laborales del colectivo, según los representantes de los trabajadores.

Al mismo tiempo, los médicos y pediatras de Atención Primaria de Aragón están en pie de guerra y han amenazado al Departamento de Salud con llegar a la huelga si sus reivindicaciones no son escuchadas. 

Según las fuentes sindicales, consultadas por ECD, han dado ya el primer paso al crear una comisión de crisis en la que representantes sindicales, y también otros facultativos afectados, han comenzado a establecer un calendario y a concretar las medidas de presión.

Un problema de Estado

En medio de un agravamiento del conflicto, algunos consejeros de Sanidad autonómicos, tanto del PP como del PSOE, han empezado a considerar que la falta de médicos se ha convertido en “un problema de Estado” cuya solución pasa por un pacto nacional por la Sanidad

“Es absolutamente necesario, porque sin diálogo y sin participación es imposible solucionar éste y otros problemas que tiene la Sanidad”, defienden.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes