Madrid

Luis García Montero se revela contra el PSOE por las filtraciones que le presentan como candidato a la alcaldía de Madrid

Ha exigido marcar los tiempos y que no se anuncie nada hasta que se hayan cerrado todos los flecos para su incorporación

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, la Reina Doña Letizia, y el director del Instituto Cervantes, Luis Garcia Montero, en la inauguración de una reunión anual de directores del Instituto Cervantes, en Tabakalera.
photo_camera El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, la Reina Doña Letizia, y el director del Instituto Cervantes, Luis Garcia Montero, en la inauguración de una reunión anual de directores del Instituto Cervantes, en Tabakalera.

En los últimos días, el nombre de Luis García Montero ha empezado a repetirse en el Ayuntamiento de Madrid. Sobre todo desde el momento en el que el PSOE decidió retrasar a diciembre las primarias para el candidato a la Alcaldía.

El País le señaló como candidato

Hace unas semanas, el diario El País metió al poeta en las quinielas, destacando la simpatía que suscita el viudo de Almudena Grandes entre la izquierda madrileña. “Luis García Montero cotiza al alza: el poeta que toda la izquierda quiere en su lista de Madrid”, titulaba el periódico de Prisa.

Pero Ferraz se apresuró a negar que el poeta fuera a ser cabeza de lista del PSOE por la capital. El secretario de Organización y número tres del partido, Santos Cerdán, descartó esa posibilidad. “Hombre, por favor. Ocurrencias ninguna”, respondió.

Ha exigido marcar los tiempos

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes socialistas en Madrid, García Montero todavía no ha dado una respuesta a Pedro Sánchez sobre su candidatura, pero sí ha trasladado su malestar al equipo del líder del PSOE por las filtraciones que le presentan ya como candidato a la alcaldía de Madrid.

El poeta apuesta por cerrar los flecos de su fichaje antes de comunicar cualquier decisión a la opinión pública.

Cercano a la dirección del PSOE

En los últimos años, Luis García Montero ha ido acercándose a la dirección socialista. Es el director del Instituto Cervantes, designado directamente por Pedro Sánchez, y el poeta que en mayo prestó su voz y su pluma para un vídeo de apoyo a Juan Espadas, en la campaña del PSOE a las elecciones andaluzas del 19 de junio.

Tiene además trato frecuente con el presidente del Gobierno, con quien come una o dos veces al mes en La Moncloa.

Consenso en la izquierda

La figura de Luis García Montero se ha convertido este año en un símbolo de dignidad para la izquierda, después del desprecio que el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, reservó al fallecimiento de su pareja, la escritora Almudena Grandes, el pasado 27 de noviembre.

No solo por la resistencia del regidor a dar un pésame público o a otorgarle el reconocimiento como hija predilecta de la ciudad, sino también porque utilizó este título como moneda de cambio para sacar adelante los presupuestos de 2022.

No ser un político de profesión

“No tiene que ser un político de profesión”, anticipó hace unas semanas el secretario general de los socialistas madrileños, Juan Lobato, al ser preguntado por las características que debe reunir el futuro aspirante al Ayuntamiento de la capital.

“Que sea reconocido y reconocible por la amplia mayoría de la sociedad española. Que tenga hambre e ilusión. Que sea una persona identificable y querida por el PSOE y nos sintamos totalmente representados e ilusionados por esa persona”, puntualizó.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?