Madrid

Llamadas del PP andaluz, pérdida de votantes y críticas de El Mundo y COPE, así es el cambio de Ayuso ante la crisis sanitaria

La presidenta ha sido invitada desde Sevilla a sentarse con los sindicatos. Su equipo ha detectado desafección entre los simpatizantes

Isabel Díaz Ayuso, Alfonso Rueda y Juanma Moreno
photo_camera Isabel Díaz Ayuso, Alfonso Rueda y Juanma Moreno

“La estrategia de atribuir la crisis sanitaria a los partidos de izquierda ha sido un error, al menos de momento” susurran desde el PP madrileño a ECD. El miedo a una prolongación de la crisis sanitaria en la comunidad desvela a altos cargos del Gobierno, que junto a los envites desde diferentes sectores han provocado un cambio radical en el modus operandi de la presidenta.

Desde el inicio de las turbulencias sanitarias, Ayuso, asesorada por MAR, eligió el camino de frontear con partidos como el PSOE y Más Madrid, acusándoles de movilizar a sus bases “con un tema tan serio como la sanidad”. Lo calificó de “estrategia desestabilizadora”. Incluso horas más tarde de la masiva manifestación en defensa de la sanidad pública, acusó a la izquierda de “incendiar” Madrid. 

Esta estrategia es pasado. Isabel Díaz Ayuso ha virado 180 grados su plan al ver que el clamor social no cesa. La consejería de Sanidad se reunió el martes con AMYTS; no llegaron a ningún acuerdo, aunque “hemos percibido un cambio completo en la actitud de la dirección general” aseguró Ángela Hernández, secretaria general del sindicato.

Este "cambio completo de actitud" se evidencia con la decisión que tomó el Gobierno de Ayuso a altas horas de la madrugada del viernes 18 de noviembre. Hay acuerdo. Diez después de su inicio, la huelga queda desconvocada. La comunidad renuncia al plan de abrir 78 centros y los limitará a 49 con médicos presenciales en todos ellos. ¿Por qué este cambio?

Llamada del PP andaluz

La tensión escapa de la frontera madrileña y salpica otros territorios. “Ante la insistencia de los médicos hemos tenido que llamar a Madrid” desvelan desde el gabinete del presidente andaluz, Juanma Moreno, a ECD. Los sanitarios permanecen en pie de guerra, “no han dejado de suplicarnos que hablásemos con Ayuso en ningún momento” sentencian.

Las quejas han abierto una herida en los populares. Los andaluces creen firmemente que sentarse con los sindicatos era de “obligado cumplimento”. Siguiendo la política moderada y abierta del presidente Moreno. 

En Sevilla profundizan: “Ayuso tiene un equipo político sordo, no se dejan aconsejar, y lo peor es que si toman tus ideas… jamás lo reconocerán”. “La presidenta instruye, y ahora están apagando fuegos de la forma que puede”.

La respuesta de Madrid prefieren no desvelarla aunque sugieren que no tuvieron en cuenta su consejo. “Pocas horas más tarde, la consejería de Sanidad se sentó con el sindicato AMYTS” revelan.

La manifestación, un punto de inflexión

El baile de cifras en la marcha del pasado domingo no quedó en una mera anécdota. Al Partido Popular de Madrid le duele la cabeza. La organización cifró los asistentes en 670.000, un número que “nos preocupa”, no tanto los gritos de “Ayuso dimisión”. 

En Génova han hecho la cuenta de la vieja. Las últimas elecciones de las comunidades se saldaron con el respaldo de más de 1.600.000 madrileños al Partido Popular, de los más de 4.500.000 que votaron. “Si hacemos el cálculo, algo más de un 10% de nuestros votantes se manifestaron el domingo” desvelan. 

Un dato no muy esperanzador, teniendo en cuenta que las elecciones de Madrid se volverán a celebrar en 2023, atendiendo a su Estatuto de Autonomía. 

Críticas de medios afines

Otro motivo del cambio de postura recae en la influencia de medios como COPE y El Mundo. El director de Herrera en COPE, Carlos Herrera, ha dedicado parte de dos monólogos de las ocho ha hablar sobre el sistema sanitario. El día previo a la manifestación, Herrera señaló que “Madrid no está peor que la sanidad en el resto de España”, que se estaba “tratando de desgastar a Díaz Ayuso”. Sin embargo, al día posterior a la manifestación, señaló que Ayuso “haría mal si piensa que eso solo es una campaña de la izquierda contra ella”. Valorando que debería negociar con los sanitarios.

Por su parte, un día después a la manifestación, el diario El Mundo tituló: “Una marcha para desgastar a Ayuso y un problema real”. Su contenido se caracterizó por estar cargado de citas alusivas a la necesidad de negociar, mencionando los problemas de la atención primaria y su culpable, “la Consejería de Sanidad”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable