Madrid

El líder encarcelado de una facción de Ultras Sur se deja ver en los alrededores del Bernabéu

Antonio Menéndez Mories, apodado “El Niño”, se enfrentó a los dirigentes veteranos de la peña radical del Real Madrid hace cinco años

Calle Marceliano Santamaría, en Madrid.
photo_cameraCalle Marceliano Santamaría, en Madrid.

En diciembre de 2013 el Real Madrid anunció la decisión de expulsar a los Ultras Sur, la peña radical, del lugar que ocupaban en el Fondo Sur del Estado Santiago Bernabéu. El motivo era “echar a los violentos”, después de que en noviembre, antes de un partido de Liga contra la Real Sociedad, varios miembros destacados del grupo se enzarzaran en una pelea entre ellos en el bar Drakkar, su “sede” en las previas.

Aunque los relatos sobre ese incidente difieren en la violencia y la importancia de la pelea, los bandos estaban claros. Básicamente, un grupo de jóvenes trató de pedir cuentas y participar en los beneficios de la gestión de la marca de Ultras Sur, que llevaba de forma casi personal José Luis Ochaíta, líder histórico y ya veterano de la peña, con varios incidentes violentos a sus espaldas.

Frente a Ochaíta se colocó Antonio Menéndez Mories. El Real Madrid lo identificó como el líder de los jóvenes más radicales y violentos. Sin embargo, llama la atención que antes hubiera sido hincha del Atlético de Madrid. Las informaciones apuntaban que se inclinaba más por la vertiente política del movimiento neonazi, con grupos como Outlaw Madriz y Madrid City Firm.

Durante estos años, Antonio Menéndez se ha visto señalado por hechos violentos. Fue condenado por un delito de lesiones por un altercado en una discoteca en Galicia, incluso asaltó el bar del Frente Atlético para ajustar cuentas con antiguos camaradas y ahora rivales. Algunos de estos sucesos los protagonizó varias veces con los mismos compañeros, también ultras radicales del Real Madrid.

Confidencial Autonómico ha podido constatar que pese a todo este historial, Antonio Menéndez Mories se ha dejado ver recientemente en las cercanías del Estadio Santiago Bernabéu. Al menos hay constancia gráfica de su presencia antes del partido de Champions League contra la Roma del pasado miércoles 19 de septiembre.

Menéndez Mories estuvo en la calle Marceliano Santamaría, lugar de reunión de los Ultras Sur. Pese a que como peña está expulsada del estadio, muchos de sus miembros mantienen la costumbre de reunirse en ese lugar, y en los bares de la zona, antes de los partidos. Algunos consiguen entrar a ver los partidos, otros tienen vetado el acceso al Bernabéu.

Este antiguo líder de una facción de Ultras Sur estuvo bebiendo en bares como La Fontanería, donde ahora se citan estos ultras. Ha cambiado su estética respecto a las fotos que se difundieron en 2013, cuando llevaba la cabeza rapada al estilo skinhead. Llevaba una camiseta no del Real Madrid, sino con mensajes neonazis. Junto a él se encontraba otro ultra detenido con él en su momento, según ha podido constatar ECA.

La relevancia de Antonio Menénez Mories dentro de Ultras Sur no está clara. Frente a las informaciones y los testimonios que apuntan que lideraba la facción más joven, otros miembros de la peña aseguran que cuando se enfrentó a los veteranos José Luis Ochaíta y Álvaro Cadenas apenas le conocían. Otros ultras madridistas le veían con recelo por haber estado relacionado con el Frente Atlético, también neonazis pero rivales tradicionales de Ultras Sur.

En todo caso, no cabe duda que ahora, cinco años después del enfrentamiento en el bar Drakkar del que fue uno de los protagonistas, Antonio Menéndez Mories sigue dejándose ver en la calle de los Ultras Sur: no en el Drakkar, que ha cerrado como bar y cuyo local se traspasa.

La última ocasión en que Menéndez Mories fue noticia fue el pasado 12 de octubre. Ese día, tras una manifestación contra la independencia de Cataluña celebrada en Barcelona, un grupo de ultraderechistas se enfrentaron y se lanzaron sillas en la terraza de un bar. Las Fuerzas de Seguridad los identificaron como miembros de Ultras Sur (Real Madrid), Frente Atlético, Yomus (Valencia), Brigadas Blanquiazules (Espanyol) y Hools Vallès (Sabadell), de distintas facciones ultraderechistas enfrentadas en dos bandos. Entre los identificados, y días después detenidos, estaba Antonio Menéndez Mories, al que se vio en un vídeo lanzar sillas a sus rivales. Actualmente se encuentra imputado por estos hechos.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable