Madrid

Los Juzgados de Plaza de Castilla abrirán una guardería para que niños de testigos y víctimas no entre a sala

Ya está habilitado el espacio y falta sacar a concurso el contrato. Debe estar lista en verano

Guardería del Juzgado de Violencia Sobre la Mujer.
photo_camera Guardería del Juzgado de Violencia Sobre la Mujer.

 

 

Si ya es difícil para un adulto acudir a un juzgado a declarar, tanto como víctima o como testigo, para un menor esta situación puede llegar a ser traumática. Muchas familias no pueden dejar a sus hijos a cargo de otra persona cuando tienen que llevar a cabo estas gestiones, por lo que, desde el pasado mes de octubre, los Juzgados de Violencia Sobre la Mujer crearon una “Sala Diver” para que niños de 0 a 12 años puedan distraerse y no tengan que entrar al juicio. El buen funcionamiento de esta guardería ha provocado que se vaya a abrir otra en los Juzgados de Instrucción de Plaza de Castilla. 

La creación de esta sala forma parte del Plan 21x21 de Infraestructuras Judiciales y se ha establecido con el objetivo de humanizar la justicia. Este plan tiene como prioridad proteger los derechos de los ciudadanos más vulnerables que acuden a las sedes judiciales. 

La guardería del Juzgado de Violencia Sobre la Mujer ha sido el primer centro infantil que se ha implantado en un juzgado en España. Según ha explicado Carmen García Mateos, directora general de Infraestructuras Judiciales de la Consejería de Justicia a Confidencial Digital, “este proyecto es un piloto y podrá servir para ponerlo en marcha en otras sedes de la Comunidad de Madrid”. 

El objetivo es ir ampliando poco a poco el número de guarderías

Debido a la buena acogida que ha tenido este centro, la directora ha manifestado que, de cara a verano, se va a abrir una nueva guardería en los Juzgados de Plaza de Castilla ya que, al ser un Juzgado de Instrucción, la declaración del adulto puede ser desagradable. 

Actualmente se encuentran redactando los pliegos para sacarlo a licitación y se prevé que en el plazo de un mes estén publicados. El objetivo principal es que, poco a poco, se vaya ampliando el número de guarderías en los tribunales, aunque, según cuenta, esto a veces es difícil debido a la falta de espacio en los juzgados madrileños, como, por ejemplo, en los de Familia. 

Pero en Plaza de Castilla ya tienen una zona habilitada para la construcción de la guardería gracias a una remodelación que hicieron. Estará situada tanto en frente de la Oficina de Asistencia a Víctimas como de la Cámara de Gesell.  

Las Cámaras Gesell se crearon para que víctimas vulnerables pudiesen estar en un entorno amable fuera de la sala de juicio. Están separadas por un espejo espía y el menor sólo está acompañado por un trabajador social. A través de un pinganillo, el juez, los abogados o los acusados pueden ir escuchando la declaración.

Guardería en los Juzgados de Violencia Sobre la Mujer

Desde su apertura el 1 de octubre de 2021, que se ha puesto en marcha de la mano de la Fundación Diversión Solidaria, la “Sala Diver” de los Juzgados de Violencia Sobre la Mujer ha hecho que 160 niños se distraigan mientras sus padres se encuentran realizando cualquier diligencia judicial. 

La sala habilitada para ello está decorada con todo tipo de detalles. En las paredes no queda ni un hueco libre, ya que están recubiertas por murales de gran tamaño y llenos de colores. Además, cuenta con una pizarra, un parque de bolas, peluches, juegos de mesa adaptados a todas las edades, un scalextric y un microondas para aquellos menores que pasan horas y necesitan comer. Asimismo, según ha manifestado García Mateos, también es un refugio para aquellas madres que necesitan dar de mamar a sus bebés.

Pero como en toda guardería, muchos niños lloran al desprenderse de sus padres y Alba, profesora de Educación Primaria y responsable de la sala, se encarga de preparar actividades durante toda la semana para sacarles una sonrisa. “A todos se les cambia la cara cuando ven los colores y los juegos, se les olvida todo”. 

Al final de la semana, Alba realiza un estudio sobre todos los niños que han pasado por la sala durante esos días. En la ficha, apunta anécdotas, el carácter de los niños o los juegos que más gustan. Esto lo que permite es conocer el funcionamiento del centro y ver lo que más les gusta y lo que menos para tenerlo en cuenta de cara a próximas aperturas.

“Este proyecto es un paso más en la protección a los menores más vulnerables y pretende dotar de un mayor nivel humanización a la administración de Justicia. Es un proyecto pionero que tiene como objetivo evitar que el/la menor permanezca ajeno a lo que suceda en el interior de juzgado quedando al cuidado de las personas de la Fundación que han sido contratada a tal fin”, han destacado desde la Consejería de Justicia. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?