Madrid

Un juzgado de Madrid tras la estafa a una mujer que pagó 360.000 euros a un hombre que le prometió matrimonio

Intenta descubrir si detrás del perfil de una ‘app’ de citas se esconde en realidad una organización criminal dedicada a engañar a usuarios de Internet

Juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid.
photo_camera Juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid.

Una mujer se enamora de un hombre a través de una aplicación de citas y hablan durante meses. Él, desde Estados Unidos, le promete que se casarán. Ella le transfiere dinero y él desaparece. El Juzgado de Instrucción número 5 de Madrid está investigando este caso para tratar de revelar quién está detrás de este perfil que consiguió esfumarse con un total de 364.293,84 euros. 

La relación comenzó en 2016 a través de una red social. El hombre, de nacionalidad americana, se puso en contacto con la víctima y ambos empezaron a conversar tanto que pronto pasaron a escribirse a través de correos electrónicos y mensajes de teléfono. La conversación se fue fraguando y la mujer llegó a creer que mantenía una relación sentimental. 

En la denuncia, interpuesta el pasado mes de octubre, se explica que él le prometió que se iban a casar con el único objetivo de aprovecharse económicamente de ella.  

Transferencias prolongadas en el tiempo 

La relación sentimental generó un vínculo de dependencia en el que la víctima creyó que él era su pareja y que el dinero que le entregara lo recuperaría, según la denunciante cuya defensa legal la ejerce el abogado penalista Juan Gonzalo Ospina. 

Él prometió que formarían una familia y le contó sus problemas tanto de salud como con su empresa. Le llegó a enviar una copia de su pasaporte con el objetivo de generar confianza y, así, la mujer fue transfiriendo diferentes cantidades de dinero a lo largo de meses. 

Las transferencias se realizaban a diferentes cuentas, de las que ahora se intenta saber quién es el o los titulares. Las cantidades que el hombre solicitaba eran cada vez mayores, por lo que a medida que ella empezó a sospechar y reclamó su dinero él puso fin a la relación. 

La juez en un auto del pasado mes de octubre, al que Confidencial Digital ha tenido acceso, abre diligencias por un presunto delito de estafa. La defensa ha solicitado una comisión rogatoria para que se cite a declarar en España al hombre que, supuestamente, está detrás de la identidad que ofreció; así como que La Caixa aclare quiénes son los titulares de las cuentas a las que se transfirió el dinero. 

Además, la Policía deberá investigar seis correos electrónicos y hasta 11 teléfonos por los que él se comunicaba. El juez trata de aclarar si detrás de este perfil hay una sola persona o toda una red dedicada a la estafa a través de Internet. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?