Madrid

La Junta Municipal del Distrito de Salamanca y los vecinos de los edificios afectados por la explosión de gas no llegan a un acuerdo

Se desconoce si finalmente el edificio deberá ser demolido en su totalidad o, por el contrario, se declarará como ruina parcial

El edificio en ruinas tras la explosión de gas en la calle General Pardiñas en Madrid.
photo_camera El edificio en ruinas tras la explosión de gas en la calle General Pardiñas en Madrid.
LA JUNTA MUNICIPAL DEL DISTRITO DE SALAMANCA SE REÚNE CON LOS VECINOS Y VECINAS DE LOS EDIFICIOS AFECTADOS POR LA EXPLOSIÓN DE GAS DE GENERAL PARDIÑAS

El pasado jueves 19 de mayo, la Junta Municipal del Distrito de Salamanca convocó a las vecinas y vecinos afectados por la explosión ocurrida el día 6 de mayo de 2022 en la calle General Pardiñas 35, en la que resultaron muertas 2 personas y varias heridas, una de ellas aún en estado grave. Ocasionó además graves daños en los edificios colindantes que tuvieron como consecuencia el desalojo de varias familias.

A dicha reunión acudieron, entre otras autoridades, el Concejal del Distrito de Salamanca, José Fernández, el Coordinador del Distrito de Salamanca, Carlos Blanco, el Director General de la Edificación del Ayuntamiento de Madrid, Juan Carlos Álvarez, y la responsable del departamento de Servicios Sociales del Distrito de Salamanca, Beatriz Mayor.

Las explicaciones recibidas por la Asociación han quedado lejos de sus demandas y necesidades más inmediatas. Se desconoce si finalmente el edificio deberá ser demolido en su totalidad o, por el contrario, se declarará como ruina parcial, situación que inquieta a los vecinos por el mal estado del edificio y los daños irreversibles ocasionados en las estructuras fundamentales que aseguran su habitabilidad, como son la escalera central, varios muros de carga, las instalaciones de suministros de agua, gas y electricidad y las cocinas y los baños.

El Ayuntamiento se comprometió a poner a disposición de los vecinos un espacio donde almacenar los enseres que se puedan recuperar de la explosión, aunque a día de hoy todavía no ha habilitado este recurso, a pesar de que las labores de desescombro llevan en marcha ya una semana.

Por otro lado, no se ha atendido la petición de la Asociación de un realojo urgente de las personas que han perdido sus hogares. La atención recibida por el SAMUR Social tiene un carácter temporal y a lo largo de esta semana varias familias quedarán desatendidas. La mayoría de afectados son personas mayores, que no poseen más que sus pensiones y la casa que ahora ven derribar. Por ello, la Asociación demanda a sus representantes una solución excepcional y colectiva ante esta tragedia que les ha tocado vivir.

La Asociación solicitó asimismo al Ayuntamiento de Madrid un espacio físico donde poder desarrollar sus labores de atención a las víctimas y de apoyo jurídico y burocrático.

Por último, como respuesta a las demandas de los vecinos acerca de una mayor comunicación y coordinación por parte de las autoridades, se ha creado un gabinete especial formado por los presidentes de las comunidades de vecinos, la asociación de víctimas y afectados/as, la coordinación de la Junta Municipal del Distrito de Salamanca, el SAMUR social, la Dirección General de la Edificación y la Policía Municipal que se reunirá cada dos semanas, siendo la próxima reunión el día 1 de junio.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?