Madrid

Los impulsores de la huelga de militares avisan: habrá bajas médicas masivas en primavera

‘Ciudadanos de Uniforme’ adelanta que fijará un día concreto para no ir a trabajar a los cuarteles. Pretende presionar al Ministerio de Defensa para que suba los sueldos en las Fuerzas Armadas

Militares de la unidad de Regulares de Ceuta (Foto: Fotografía Jesús de los Reyes / Ejército de Tierra).
photo_camera Militares de la unidad de Regulares de Ceuta (Foto: Fotografía Jesús de los Reyes / Ejército de Tierra).

La idea de convocar una huelga de militares no se quedó en un mensaje. El canal ‘Ciudadanos de Uniforme’ ha lanzado un nuevo aviso de que sus planes van en serio, y pasan por conseguir el primer paro coordinado de miembros de las Fuerzas Armadas.

Este grupo utiliza un canal de Telegram para publicar denuncias anónimas sobre abusos de los mandos y supuestas irregularidades en unidades militares y para difundir sus mensajes.

‘Ciudadanos de Uniforme’ comentó hace unos días la noticia de que tres asociaciones de militares (UMT y ATME, de Tropa y Marinería, y Asfaspro, de suboficiales) habían escrito a María Jesús Montero una carta, en la que solicitaban una reunión urgente a la ministra de Hacienda.

Esas tres asociaciones habían decidido recurrir a Hacienda, visto que el Ministerio de Defensa ya les ha advertido que no va a ser posible aplicar nuevas mejoras salariales que continúen los primeros pasos que se habían dado en esa dirección en 2021.

Ante ese movimiento de esas tres asociaciones, ‘Ciudadanos de Uniforme’ aprovechó para caldear el ambiente con una nueva advertencia: “Este Gobierno va a tener el honor de provocar la primera huelga de militares”.

“Bajas médicas masivas” un día señalado

En estas páginas ya se contó hace unas semanas que ‘Ciudadanos de Uniforme’ había lanzado una encuesta en su canal, acompañada de un mensaje: “El BCE dejará de comprar activos a partir del 3º trimestre. Habrá recortes, nuestros salarios seguramente estarán congelados otra vez. ¿Es hora de organizar una huelga = ponerse enfermos un mismo día?”.

Ahora este grupo de militares da un nuevo paso, al ya dar por hecho que pronto se va a convocar “la primera huelga de militares” en España.

Es más, ‘Ciudadanos de Uniforme’ pone en alerta a sus seguidores para las próximas semanas y meses: “Los cambios de tiempo primaverales son muy malos para la salud y pueden traer bajas médicas masivas. Atentos para cuando se fije un día concreto”.

Como ya se contó en estas páginas, los militares tienen prohibidas determinadas formas de protesta laboral.

La Ley Orgánica 9/2011, de 27 de julio, de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas establece que “el militar no podrá ejercer el derecho de sindicación y, en consecuencia, no podrá fundar ni afiliarse a sindicatos ni realizar actividades sindicales”.

En la misma ley se indica que “los miembros de las Fuerzas Armadas no podrán recurrir a los medios propios de la acción sindical, entendida como negociación colectiva, adopción de medidas de conflicto colectivo y ejercicio del derecho de huelga. Tampoco podrán realizar acciones sustitutivas o similares a este derecho, ni aquellas otras concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento de las unidades de las Fuerzas Armadas”.

Los militares tienen prohibida la puerta

‘Ciudadanos de Uniforme’ no es una asociación formal, ni está inscrita en el Registro de Asociaciones Profesionales de las Fuerzas Armadas. Tiene, eso sí, numerosos seguidores, y además informes de inteligencia la vinculan estrechamente a una asociación que sí está registrada, ‘Militares con Futuro’.

Ambas organizaciones fueron señaladas como impulsoras de un incipiente movimiento subversivo en las Fuerzas Armadas, para incitar a los militares de Ceuta a negarse a intervenir ante avalanchas de extranjeros si no se les prestaba asesoramiento jurídico.

En los mensajes que ha ido publicando en las últimas semanas, ‘Ciudadanos de Uniforme’ ya da pistas de en qué se concretaría esa huelga con la que amenaza.

Se fijaría una fecha para esa protesta, en la que se promoverían “bajas médicas masivas”. Los militares no pueden oficialmente comunicar que secundan una huelga, pero sí pueden informar en sus unidades que están enfermos.

Eso sí, como ya se ha indicado, la ley prohíbe a los militares tanto la huelga como “acciones sustitutivas o similares”, “concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento de las unidades de las Fuerzas Armadas”, como sería que un número destacado de miembros de las Fuerzas Armadas comunicaran la baja por enfermedad un mismo día, esta primavera.

Además, hay que añadir que las asociaciones profesionales tienen vetado “el llamamiento al ejercicio del derecho de huelga, las acciones sustitutivas de la misma, la negociación colectiva y la adopción de medidas de conflicto colectivo”.

Falta grave o delito militar

La Ley Orgánica 8/2014, de 4 de diciembre, de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas considera como falta grave “promover o participar en acciones de negociación colectiva o en huelgas, así como en otras acciones concertadas que tengan por finalidad alterar el normal funcionamiento de las Fuerzas Armadas o sus unidades, publicitarlas, o inducir o invitar a otros militares a que las lleven a cabo”.

Incluso podría contemplarse como delito militar. La Ley Orgánica 14/2015, de 14 de octubre, del Código Penal Militar incluye un título sobre “Delitos contra la disciplina”.

Entre ellos está la desobediencia: “El militar que se negare a obedecer o no cumpliere las órdenes legítimas de sus superiores relativas al servicio será castigado con la pena de tres meses y un día a dos años de prisión. Si se tratare de órdenes relativas al servicio de armas, se impondrá la pena de seis meses a seis años de prisión”.

Pero mayores penas aún tiene la sedición militar, según el artículo 38 del Código Penal Militar: “Los militares que, mediante concierto expreso o tácito, en número de cuatro o más o que, sin llegar a este número, constituyan al menos la mitad de una fuerza, dotación o tripulación, se negaren a obedecer o no cumplieren las órdenes legítimas recibidas, incumplieren los demás deberes del servicio o amenazaren, ofendieren o ultrajaren a un superior, serán castigados con la pena de dos a quince años de prisión cuando se trate de los que hubieren inducido, sostenido o dirigido la sedición, del cabecilla que se ponga al frente o, en todo caso, si se trata de suboficiales o militares de categoría superior, y con la pena de uno a diez años de prisión cuando se trate de los meros ejecutores. Se impondrá, además, la pena de pérdida de empleo”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?