Madrid

Fraude o irregularidades en los Premios Max de Teatro: excluida la obra ‘1984’

La adaptación de la novela de Orwell fue una de las triunfadoras de la pasada temporada, con carteles de “No hay entrada”

Cartel de la adaptación teatral de '1984'.
photo_camera Cartel de la adaptación teatral de '1984'.

Los Premios Max de Teatro, que convoca la SGAE están bajo sospecha. Si no de fraude, al menos de graves irregularidades, según han denunciado dos de los responsables de ‘1984’, obra basada en la conocida novela de George Orwell, que ha sido una de las representaciones triunfadoras de la última temporada.

Según han denunciado en ‘Teatro a teatro’ Carlos Martínez Abarca, director y adaptador de la obra, y Javier Sánchez-Collado, adaptador, se inscribieron al premio con ‘1984’ en varias categorías, pero no aparecieron en la lista provisional de inscritos. Se les dijo por correo que era un error que se arreglaría.

Al cabo de un tiempo se publicó la lista de candidatos a los premios, seleccionados ya por el Jurado, en la cual no figuraban, a pesar de que las bases dicen que antes ha de publicarse la lista definitiva de inscritos.

Proceso invalidado

Solicitaron la lista de marras en varias ocasiones, sin respuesta, ni a correos, ni a visitas personales, ni a nada.

“Mucho nos tememos que, sencillamente, se nos ha excluido del concurso”, dicen los promotores de ‘1984’. “Parece que no hemos estado en el listado que examina el jurado y hemos quedado excluidos sin remedio”. Y plantean la pregunta de si la eliminación irregular de un candidato no invalida todo el proceso. Al menos, debería volverse a la fase anterior.

“No deja de sorprendernos que la SGAE, que dice defender a los creadores y a sus socios, nos esté tratando con este desdén a dos de sus socios, pues ambos lo somos desde hace mucho tiempo. ¿Es tanto pedir que nos den una respuesta o una explicación? Incluso un ‘no’ es mejor que el desprecio del silencio”.

La obra ‘1984’ ha estado en Madrid el año pasado durante dos temporadas en el Teatro Galileo, llenando la sala durante meses con personas de todas las edades, hasta el punto de que casi todos los días agotaron localidades.

Hace unos días recibió dos nominaciones de los premios de la Unión de Actores, siendo la única de las pequeñas productoras independientes que lo ha conseguido entre las grandes productoras privadas, teatros nacionales y musicales, sin apenas apoyo del teatro oficial: ni una subvención, ni programación alguna en redes oficiales.

Un texto demasiado “exigente”

Según Martínez-Abarca y Sánchez Collado, varios “burócratas del teatro” dijeron que era “un texto demasiado exigente para el público de hoy… mientras estudiantes de bachillerato y universitarios aplaudían a rabiar la obra y nos pedían encuentros para analizarla”.

“Hay teatros en España que sumen riesgos por ofrecer teatro de calidad a su público. Pero es preciso romper un muro de mediocridad que rodea a muchos creadores, empresarios y gestores culturales”. En la SGAE “se han refugiado esas gentes de alma gris que burocratizan cuanto tocan, taxidermistas de la cultura, que confunden el arte con helarte”.

Proponen que los Premios Max vuelvan a ser los premios de la profesión, votados por “todos los que hacemos teatro, según el formato que tenían hace unos años”.

La respuesta de la SGAE

Tras haber hecho pública su denuncia y difundido una nota de prensa, ayer, 26 de febrero, recibieron un correo de la SGAE pidiendo disculpas, asegurando que ‘1984’ sí ha sido examinado por el jurado de Madrid. Adjuntaba como prueba el listado de inscritos oficialmente. Pero ese documento estaba creado ese mismo 26 de febrero.

En el mismo correo se reconoce que la SGAE se ha saltado su propio Reglamento de los Premios Max y no ha publicado ese listado oficial de inscritos hasta el día 26, cuando debe hacerse antes de la Fase 1, es decir la selección de candidatos por cada Jurado (punto 4.1 del Reglamento).

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?