Madrid

El Gobierno echa a un lado a la familia de José Antonio Primo de Rivera ocho meses después de anunciar su exhumación

Félix Bolaños se comprometió en julio a acordar el traslado de los restos del fundador de la Falange fuera del Valle de los Caídos

Valle de los Caídos.
photo_camera Valle de los Caídos.

La exhumación de Francisco Franco se produjo el día 24 de octubre de 2019, tras su aprobación por el Gobierno de Pedro Sánchez. El cuerpo del dictador fue trasladado del Valle de los Caídos al Cementerio de El Pardo-Mingorrubio.

En julio del pasado año, el Consejo de Ministros aprobó el Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática, que tenía como fin la búsqueda de personas desaparecidas en fosas por parte del Estado o la disolución de entidades que enaltezcan al dictador, como podría ser el caso de la Fundación Francisco Franco.

En el mes de julio del 2021, en sus primeras semanas en el cargo de ministro de Presidencia y Memoria Democrática de España, Félix Bolaños comunicó que la intención era retirar de la tumba ante el altar de la Basílica del Valle de los Caídos el cuerpo de José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange, y trasladarlo a un lugar en el que se respete la ley y la memoria democrática.

Para ello, Bolaños anunció que se tendrá que hablar con la familia, ya que “es la manera más sencilla de cumplir la ley”. Confidencial Digital ha podido saber que ocho meses más tarde el Gobierno aún no se ha puesto en contacto con la familia Primo de Rivera: "No creo que nadie de mi familia tenga nada que aportar en este momento ya que no hemos recibido ninguna comunicación por parte del Gobierno".

Además, afirman que cuando sean conscientes de algún tipo de novedad, la familia decidirá si se hace público o si guardan silencio. Si deciden publicarlo, será a través de los medios de comunicación.

José Antonio Primo de Rivera fue fusilado en la cárcel de Alicante el 20 de noviembre de 1936 por milicianos republicanos. Se convirtió así en un mito para la dictadura franquista y para el Movimiento Nacional. Sus restos mortales fueron primero enterrados en el cementerio de Alicante. Terminada la Guerra Civil, en 1939 fue trasladado a hombros de falangistas que caminaron, a pie, en relevos desde Alicante a El Escorial (Madrid). Finalmente, en 1959 sus restos mortales fueron enterrados bajo una losa en la Dasílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, días antes de la inauguración de ese mausoleo donde en 1975 también recibió sepultura Franco.

Rechazo rotundo de los falangistas

Ya desde que se comenzó a preparar la exhumación de Franco, grupos falangistas se temían que el próximo en ser expulsado del Valle de los Caídos, según contó Confidencial Digital, sería José Antonio Primo de Rivera.

Desde agosto del 2020, La Falange tienen claro que la retirada de los restos de su fundador siempre ha estado presente en las intenciones del actual Gobierno. Ya dejaron en el aire si se iba a realizar de una manera clandestina o se va realizar algún tipo de "circo mediático" como ocurrió con Franco.

Si se exhumara... ¿Cuál sería su destino?

Recordemos que el Valle de los Caídos se inauguró en el año 1959. La tumba de José Antonio Primo de Rivera se encuentra justo delante del altar mayor de la basílica.

Aún no hay noticias sobre cuál será el lugar exacto donde descansará si se logra su exhumación, pero se especula que el destino podría estar en el sur de la península, concretamente en Cádiz, donde la familia Primo de Rivera tiene un panteón.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable