Madrid

Díaz Ayuso avisa al líder del PP: “No voy a volver a coger el teléfono a Teodoro. Solo quiere que nos matemos”

Casado ha aceptado que la presidenta de la Comunidad de Madrid hable con él de los problemas del partido

Díaz Ayuso
photo_camera Díaz Ayuso

Isabel Díaz Ayuso ha decidido romper por completo con Teodoro García Egea. Ha trasladado a Pablo Casado que “ya no tiene nada que hablar” con el secretario general del PP y que “no va a volver a cogerle el teléfono”. Los movimientos de Génova para realizar nombramientos a través de la gestora han sublevado a la presidenta.

El motivo principal de la controversia es la junta directiva regional que está convocada para este viernes. El entorno de Díaz Ayuso denuncia que la dirección provisional pretende nombrar nuevas gestoras en municipios madrileños que le permitan colocar cuadros “sin consultar con la presidenta”. 

Ayuso reclamó públicamente hace unas semanas, a la dirección nacional de su partido, que acelerara la celebración del Congreso del PP de Madrid, en el que anunció que se va a presentar como candidata a la presidencia. 

Hay que recordar que el cónclave aún no tiene fecha, pero el equipo de Pablo Casado pretende que sea a mediados de 2022, lo que algunos consejeros de la líder regional han interpretado como un intento de retrasar una votación que permitirá unificar el poder institucional y orgánico en manos de la baronesa. 

Sin apoyo expreso de Génova

La dirección nacional del PP no ha apoyado la candidatura de Díaz Ayuso explícitamente, y el secretario general, Teodoro García-Egea, ha defendido el actual modelo, en el que el partido está dirigido por un político (Pío García-Escudero) sin proyección pública.

El PP de Madrid lleva desde 2018 bajo el control de una gestora que dirige el propio García-Escudero, y la secretaría general recae en manos de la senadora madrileña Ana Camins. Ella era la señalada por Génova como esa posible tercera vía que evitara que el partido quedara en manos de Ayuso.

Las llamadas de García Egea

Fuentes del PP reconocen a Confidencial Digital que Génova ha empezado ya a tantear la estructura de la organización madrileña para calibrar los apoyos que tendría una lista alternativa a la de Isabel Díaz Ayuso en el congreso regional. Entre los contactados por el secretario general destacan varios consejeros de la Comunidad de Madrid.

También ha habido alguna llamada telefónica de la dirección nacional a diputados autonómicos. El objetivo es intentar que la presidenta y el alcalde de Madrid y portavoz nacional, José Luis Martínez-Almeida, pacten una candidatura única, en lugar de enfrentarse por el cargo.

“No voy a volver a cogerle el teléfono”

Tras estos movimientos soterrados, Confidencial Digital ha podido confirmar por fuentes de Génova y de la Comunidad de Madrid, que la líder madrileña y el presidente del PP, Pablo Casado, han mantenido una conversación telefónica esta semana.

Aseguran que la tensión ha ido aumentando en los diálogos que se han producido en paralelo. Teodoro García Egea y Miguel Ángel Rodríguez han discutido en los últimos días sobre la idoneidad de los próximos nombramientos que va a realizar la gestora. Unas maniobras que han llevado a Ayuso a plantarse ante Casado, según las mismas fuentes.

La lideresa le ha transmitido que “no va a volver a coger el teléfono a Teodoro” y que, a partir de ahora, solo va a tratar directamente con el presidente del partido los problemas del PP de Madrid. Una interlocución directa con la dirigente madrileña que el líder popular ha aceptado para rebajar la tensión, según admiten en su entorno más cercano.

“Solo quiere que nos matemos”

Según las fuentes consultadas por ECD, Isabel Díaz Ayuso ha agradecido también a Casado el último giro a la derecha para protegerla frente a Vox en Madrid

La presidenta le confesó que necesita guiños al partido de Santiago Abascal porque le está apretando en la Comunidad. A cambio de ese movimiento, ha renunciado a disputarle la presidencia nacional del PP. “Pero aún así, Teodoro y su gente solo quiere que nos matemos tú y yo”, se ha quejado también la líder madrileña a Pablo Casado.

Génova apunta a MAR

Génova, por su parte, culpa del choque con Díaz Ayuso directamente al jefe de Gabinete de la presidenta, Miguel Ángel Rodríguez. Considera que ejerce una influencia negativa sobre la líder madrileña, y que ha sido el origen de diversas disputas. 

“Ayuso y Casado se llevan fenomenal. Todo es culpa de MAR. Isabel no está ahora en sustituir a Pablo”, afirman.

En el entorno de Teodoro García-Egea se responsabiliza a Rodríguez de enrarecer la relación con Díaz Ayuso. La versión es opuesta desde Sol, donde afirman que, por el contrario, es el secretario general del partido quien pretende restar poder a Díaz Ayuso porque, insisten altos cargos del Ejecutivo madrileño, ve amenazado su puesto en el futuro como número dos del PP.

García Egea hace ya tiempo que ha decidido llevar este asunto personalmente. Y ha llegado a enfrentarse con MAR. “A ver si se entera de que la mano derecha de Casado es Teodoro”, advierten desde el equipo del secretario general.

Maniobras para blindarse

Hay también un sector del PP, próximo a la presidenta madrileña, que insiste, atendiendo a lo que está sucediendo, en que la dirección nacional está intentando ganar tiempo para encontrar un candidato alternativo a Díaz Ayuso, o para sondear qué posibilidades podría tener como aspirante el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Consideran incluso que la filtración es una maniobra de García-Egea para blindarse en el cargo, que vería amenazado por Ayuso, puesto que, orgánicamente, podría optar a la secretaría general del PP desde la presidencia regional, como en su día hizo María Dolores de Cospedal. 

Dos años después de llegar a la presidencia del PP de Castilla-La Mancha, Cospedal fue nombrada secretaria general del partido a nivel nacional por Mariano Rajoy.

La elaboración de las listas

En ambos bandos se reconoce que el trasfondo del choque está relacionado con la elaboración de las listas electorales para los comicios autonómicos y municipales de 2023, que tienen al partido en tensión: cuanto más se tarde en diseñar, coinciden distintos dirigentes consultados, más crecerán los pulsos internos y las luchas de poder por las candidaturas y los puestos que garantizan cargos y sueldos institucionales.

De ahí que Díaz Ayuso haya intentado calmar a Martínez-Almeida hace unos días, cuando le prometió “manos libres” para diseñar su proyecto municipal. Ocurre, sin embargo, que el alcalde y Casado se arriesgan, precisamente, a perder el control de la elaboración de las listas electorales de la región si Díaz Ayuso se hace con la presidencia del partido.

No presentarla como candidata

En los últimos días varios medios se han hecho eco también de que, el pasado 10 de marzo, el día que Isabel Díaz Ayuso anunció el adelanto electoral en la Comunidad de Madrid, hubo una acalorada discusión entre Teodoro García-Egea y el jefe de gabinete de la presidenta, Miguel Ángel Rodríguez. Tan tensa fue esa conversación que la candidatura de la dirigente regional el 4-M estuvo varias horas en el aire.

Un sector del PP de Madrid cree que hay “una maniobra” del secretario general del partido para apartarla en las elecciones de 2023. En la dirección nacional lo niegan y apuntan que “los presidentes autonómicos en ejercicio serán candidatos”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?