Madrid

La Comunidad de Madrid niega que la ‘Operación Chamartín’ tenga retrasos por asegurar su “españolidad”

Díaz Ayuso sostiene que solo apoyará ese objetivo si encuentra ya un inversor: “No podemos dejar paralizado el proyecto más tiempo”

Isabel Díaz Ayuso, en la asamblea de Madrid
photo_cameraIsabel Díaz Ayuso, en la asamblea de Madrid

El pasado 29 de julio, y después de tres años de disputa administrativa entre el Gobierno central, la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, quedó desbloqueada definitivamente la ‘Operación Chamartín’, con la aprobación por el consistorio del plan del ejecutivo regional.

Ya en septiembre, y después de que el BCE forzase al BBVA a salir de la operación, el Gobierno se interpuso en las negociaciones entre la entidad presidida por Carlos Torres y un inversor árabe, empujando al banco a negociar con la inmobiliaria de capital español Merlin Properties.

El objetivo de Moncloa, tal y como se informó en estas páginas, era asegurar, con este movimientos, la “españolidad” de la ‘Operación Chamartín’, con el fin de no perder el control del mayor plan urbanístico existente actualmente en Europa.

Desde el Gobierno y el resto de administraciones implicadas no se pasa por alto que este desarrollo urbanístico es considerado un “proyecto de Estado”, dentro del cual el Ministerio de Fomento se ha comprometido a renovar la estación de Chamartín como principal nudo del AVE en España, y con el que Madrid dispondrá de una nueva y moderna ‘city’ para los negocios.

Además, el proyecto contempla la promoción de 10.500 viviendas, de las que un 20% de los pisos tendrán algún tipo de protección oficial.

De acuerdo con la “españolidad”

A la vista de los movimientos del Gobierno dirigidos a asegurar la “españolidad”, Confidencial Digital se ha puesto en contacto con la Comunidad de Madrid para conocer cuál es su postura respecto a los planes del ejecutivo central.

Desde el gabinete de Isabel Díaz Ayuso, la respuesta es que el gobierno regional “ve positivo” que el proyecto de ‘Madrid Nuevo Norte’ se sustente en inversores españoles.

Entre otras cosas, señalan, para evitar que, desde fuera, se trate de “especular” con un proyecto en el que han estado implicadas todas las administraciones y que es una apuesta, desde la legislatura pasada, del Gobierno de la Comunidad.

Pero no más bloqueos

Sin embargo, las fuentes consultadas introducen un matiz a ese respaldo a la postura de Moncloa: “Está bien apostar por la inversión española, pero hay que evitar que eso nos lleve a un nuevo bloqueo del proyecto”.

Se recuerda, en ese sentido, que el plan lleva “sin avanzar” cerca de tres años y que ahora, una vez desbloqueado, toca cerrar “cuanto antes” los contratos para ponerlo en marcha.

Por ese motivo, advierten desde la Comunidad, “hay que cerrar ya” el acuerdo con Merlin o con cualquier otro inversor español. Y, si no se consigue, “hay que explorar otras opciones”.

El ejecutivo regional, por tanto, apoya al Gobierno en su apuesta por la inversión española, pero no ve en esa preferencia una exigencia insalvable: “Para que el proyecto no se desplome, hay que ponerlo en marcha. Si es con capital español, mejor, pero sin renunciar a otras opciones”.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes