Madrid

Críticas al Club de Campo de Madrid por inaugurar dos campos de croquet

Los abonados denuncian que forma parte del "declive" reciente del Club

Partido de croquet.
photo_cameraPartido de croquet.

El Consejo del Club de Campo Villa de Madrid anunció, el pasado 21 de noviembre, la intención de construir dos campos de croquet, en el marco de un Plan Estratégico elaborado por la administración del club en 2016. La ejecución del Plan, adjudicado por casi 115.000 euros, está prevista que tenga lugar entre 2018 y 2021. 

Los abonados del Club de Campo mostraron su "sorpresa" por el anuncio del Consejo. La construcción de los campos de croquet no fue incluida en la elaboración del Plan, dedicado a la "modernización de las instalaciones". Según los abonados, la decisión del Consejo es una muestra más del "declive" que, de manera reciente, ha experimentado el Club. 

"Incertidumbre" entre los abonados 

La gestión del Club de Campo Villa de Madrid es mixta, repartida entre el Ayuntamiento de Madrid (51%) y otros socios (49%). El cambio en el Consistorio de la capital supuso un cambio en la Administración del Club. El gerente anterior, Joaquín Ballesteros, dimitió de su cargo el pasado mes de septiembre.

La llegada de una nueva plantilla produjo "incertidumbre" entre los abonados, que han visto como la ausencia de gerente ha ayudado a que se haya aprobado una medida que no cumple una "demanda de los socios" ni "necesidad del campo", cuyo mantenimiento debe ser similar al dedicado a un campo de golf, según "un exhaustivo informe técnico" del grupo de coordinadores del área deportiva del Club.

Deporte "tranquilo"

Los abonados han denunciado que el Plan Estratégico ha puesto en relevancia las "carencias y necesidades" de un club que cuenta con 30.000 socios. Un "alto volumen" de las personas abonadas son menores de 13 años, la edad mínima para usar las instalaciones. El Club ha denunciado que la nueva actividad del club "no es apta" para ellos, por motivos de seguridad. 

La edad de los socios no ha sido el único motivo por el que los abonados se han quejado de la creación de campos de croquet. Según el comunicado, el croquet es una actividad que admite partidas de uno en uno, lo que implicará "un escaso ratio de uso al día", así como "una batalla para su uso" durante los fines de semana. Además, los socios han denunciado que el Club de Campo cuenta con una "presencia muy familiar y bulliciosa", lo que dificultará "la convivencia" con los jugadores de un deporte que "requiere tranquilidad y concentración". 

Los socios del Club de Campo han criticado que la dirección no ha tenido en cuenta la logística y el personal necesarios para las reservas, cuidado de material y vigilancia del terreno de juego. Según los abonados, estas cuestiones "parecen no haberse valorado en profundidad" por la dirección del Club de Campo Villa de Madrid y su presidencia.

El croquet, un deporte de origen irlandés, se usó en Inglaterra en el siglo XIX como pasatiempo para la aristocracia. Según el Club de Campo Villa de Madrid, en los últimos años se ha puesto de moda en España en clubes privados como el Real Club Puerta de Hierro, la RSHECC de Madrid, el club Sherry de Jerez, Vistahermosa del Puerto de Santa María o el Golf la Toja. Los abonados han denunciado que estos clubes son "muy diferentes en su concepto, número de socios, tamaño y estructura" al Club de Campo de la capital.  

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?