Madrid

Casos de tiña: se realizan inspecciones sanitarias en peluquerías y barberías de Madrid

Los dermatólogos avisan que la incorrecta desinfección de las máquinas de afeitar podría ser la causa de los contagios detectados en los últimos dos años

Inspecciones sanitarias en peluquerías y barberías de Madrid por los casos de tiña.
photo_camera Inspecciones sanitarias en peluquerías y barberías de Madrid por los casos de tiña.
  1. Los peluqueros desconocen la campaña de inspecciones
  2. Inspecciones higiénicos-sanitarias anteriores
  3. Desinfección y esterilización de los utensilios
  4. Qué es la tiña
Una dermatóloga revisa el cuero cabelludo. Firma- La Ribera. EP.
Una dermatóloga revisa el cuero cabelludo. Firma- La Ribera. EP.

El organismo municipal Madrid Salud está llevando a cabo una campaña de inspección e información sobre las condiciones higiénico-sanitarias de las peluquerías y barberías para hombres de la ciudad, según ha comunicado a Confidencial Digital el propio Ayuntamiento de Madrid.

Esta campaña se realiza en materia preventiva por las consultas y casos de tiña en la Comunidad de Madrid, una enfermedad contagiosa producida por un hongo, en este caso en el cuero cabelludo, a raíz de lo comunicado el pasado 17 de enero por la Academía Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

La AEDV alertó, a través de una nota de prensa, sobre un brote de tiñadetectado en peluquerías de hombres de todo el país y que podía deberse a una falta de limpieza de las máquinas de afeitar. Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Madrid no reconocen que haya un brote, sino tan sólo algunos casos sueltos.

Los peluqueros desconocen la campaña de inspecciones

Confidencial Digital ha preguntado a diferentes peluquerías del municipio sobre la campaña de inspección e información que está llevando a cabo Madrid Salud y niegan haber recibido ninguna hasta la fecha.

Desde Peluqueros Unidos de Madrid (PUM) tampoco han recibido ningún comunicado ni inspección en las peluquerías de alguno de los integrantes de la asociación. Aunque el presidente de PUM, José Pérez, considera que el número de casos de tiña detectados es muy pequeño, pero “ha sido muy alarmante a nivel social y nos ha servido para mostrar todos los problemas de falta de medidas que hay en nuestro sector”.

Él ve necesaria una actualización de las Ordenanzas Reguladoras de las Condiciones Higiénico-Sanitarias de Peluquerías, Institutos de Belleza y Centros Capilares de forma inminente.

Las ordenanzas son comunes para cada municipio, pero en ocasiones, “dependiendo del inspector te pueden pedir una cosa u otra. O incluso hay algunos subíndices de la normativa que en cada distrito cambian”, explica el presidente. 

Desde Peluqueros Unidos de Madrid insisten en la necesidad de crear una “ley común a nivel autonómica que regule todos los puntos a tratar en las inspecciones”.

Inspecciones higiénicos-sanitarias anteriores

Desde PUM explican que una inspección de sanidad puede realizarse por dos motivos. En primer lugar porque desde el Ayuntamiento de Madrid inicien una campaña de inspección higiénico-sanitaria, como es el caso actual, “el Ayuntamiento de Madrid busca las peluquerías registradas en el municipio y realiza la inspección a unas cuantas de forma aleatoria”, explica José Pérez.

La otra opción es a raíz de una reclamación de un cliente. “Normalmente cuando te ponen una reclamación, llega el área de consumo a comprobar que está todo bien y conocer qué es lo que ha pasado. Sin embargo, si no es de su competencia llama a sanidad para que realice la inspección”, cuenta el presidente.

Confidencial Digital ha preguntado al Ayuntamiento de Madrid sobre el desarrollo y funcionamiento de la campaña de control higiénico-sanitaria que está llevando a cabo en las peluquerías y barberías de su ciudad, pero no ha recibido respuesta.

Echando la vista atrás, y teniendo como ejemplo las inspecciones higiénico-sanitarias realizadas en años anteriores en las peluquerías madrileñas, los puntos a tener en cuenta en estas revisiones de control principalmente son: el estado del local en sí mismo, los productos con los que trabajan, la higiene del personal y el estado de los utensilios de corte y rasurado. 

Los locales deben estar limpios, contar con agua fría y caliente, tener una ventilación e iluminación adecuadas, un botiquín de primeros auxilios y zonas independientes para la basura y el material de trabajo. 

Debe haber al menos un servicio higiénico que pueda ser utilizado tanto por los trabajadores como por el público en general. Al menos cada seis meses deben contratar servicios de desinsectación y desratización.

Respecto a los productos, deben estar correctamente autorizados y etiquetados de acuerdo a la Reglamentación Técnico-sanitaria de productos cosméticos vigente.

Los trabajadores tienen que utilizar ropa y calzado exclusivos para realizar la actividad y tienen totalmente prohibido fumar, comer y beber dentro del establecimiento. En teoría deben lavarse las manos antes de cada servicio, y en caso de sufrir heridas o lesiones cutáneas deben estar tapadas.

Desinfección y esterilización de los utensilios

Las toallas, batines, sabanillas…serán únicas para cada cliente y luego serán lavadas con agua caliente y desinfectadas. Al igual que los materiales de corte desechables, que serán de un único uso y se depositarán en recipientes rígidos e impermeables con tapa.

La desinfección de las herramientas de corte y rasurado, así como de los peines, cepillos…se hace con productos específicos para ello, tales comolejía, desinfectantes, alcohol…después de cada servicio. “También cuenta mucho los protocolos personales de cada peluquero. Eso marca una diferencia entre unos y otros”, resalta el presidente de PUM.

En cuanto a la esterilización debe realizarse al menos una vez al día, aunque durante la pandemia los trabajadores indican que debía hacerse después de cada servicio. Ellos explican que para la esterilización se necesitan dos aparatos concretos.

Inspecciones sanitarias en peluquerías y barberías de Madrid por los casos de tiña.
Inspecciones sanitarias en peluquerías y barberías de Madrid por los casos de tiña.

El esterilizador de bolas de cuarzo para las herramientas de metal y el esterilizador con luz ultravioleta para las de madera. 

“Estas son una de las cosas que puede solicitarte el inspector, y habrá algunos que te pidan una cosa, y otros otra. Es un poco cuestión de suerte”, cuenta el peluquero Pérez.

El momento en el que realizan la inspección también depende un poco del inspector. “Pueden llegar y empezar a hacerte la inspección con clientes, o pueden verte ‘liados’ y avisarte de que se van a pasar en media hora”.

Todas estas cuestiones, enumeradas anteriormente, son los rasgos principales en los que se fijan los inspectores higiénico-sanitarios, según señala tanto la ordenanza como Peluqueros Unidos de Madrid aConfidencial Digital.

Qué es la tiña

La tiña es una enfermedad contagiosa causada por un hongo que provoca que algunas zonas del cuero cabelludo se inflamen. Afecta sobre todo a niños de entre 6 meses y 12 años, con un mayor predominio en los varones.

Picores, descamación de la zona con pérdida de pelo, e incluso inflamación, supuración, dolor o fiebre son las formas en las que se manifiesta esta enfermedad.

Desde hace dos años, los dermatólogos de todo el territorio nacional están notando que cada vez tratan más casos de infecciones en el cuero cabelludo causadas por hongos, sobre todo en varones adolescentes.

Ante estos sucesos, AEDV ha realizado un estudio titulado Brote de dermatofitosis en región de cabeza y cuello asociadas al rasurado en peluquerías: Estudio descriptivo multicéntrico de una serie de casos. Este informe se ha basado en el estudio de 107 casos de tiña en hombres recogidos por dermatólogos españoles.

Las principales evidencias revelan que el hongo Trychophyton tonsuranses el causante de la mayoría de los casos, que se corresponde a su vez con las tiñas de la cabeza.

La explicación que dan los dermatólogos ante este aumento de casos es que cada vez son más jóvenes los que se decantan por el tipo de corte de pelo degradado o rasurado. Esto conlleva que visiten las peluquerías de manera más frecuente.

Además, en este tipo de cortes las máquinas de afeitado están en contacto directo con el cuero cabelludo lo que puede facilitar los contagios, según indican los expertos, si no se realiza una buena desinfección del material de trabajo.

A través del comunicado de AEDV, el Dr. Jorge Romaní, dermatólogo del Servicio de Dermatología del Hospital General de Granollers y uno de los coautores de la investigación, indica que “este brote debe ser tenido en cuenta por organismos competentes de Salud Pública, a los cuales corresponde velar por el cumplimiento de las normas de desinfección del material empleado para el rasurado en este tipo de centros”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?