Madrid

Cargas policiales en Madrid contra la protesta de una "minoría radical" por el asesinato de Samuel en Coruña

Hubo cortes de tráfico y lanzamiento de objetos

Agentes de la Policía Nacional

Los sindicatos de la Policía Nacional han respaldado este martes el dispositivo contra una "minoría radical" que lanzó objetos y trató de montar barricadas, cortando el tráfico en varias calles de Madrid desoyendo los reiterados requerimientos por megafonía para deponer esta actitud, una vez que finalizó la protesta sin incidentes en la Puerta del Sol por la agresión mortal que acabó con la vida de Samuel en A Coruña.

Varias organizaciones sindicales de la Policía Nacional han recordado que hubo varios avisos antes de actuar contra este centenar de personas y han mostrado en redes sociales su malestar por las "informaciones falsas" en torno al dispositivo, que entienden proporcional, de la Unidad de Intervención Policial (UIP) en Argüelles y otros barrios de Madrid.

La Delegación del Gobierno ha lamentado los incidentes, "que nada tienen que ver con el grito sano de Madrid contra la homofobia", y ha anunciado que se investigará internamente --como se hace siempre de oficio-- si hubo mala praxis en alguna intervención policial, en la que se indentificó a grupos de extrema izquierda.

Alteración del orden público

"La intervención se produjo por una alteración del orden público de grupos antisistema, los de siempre", ha expuesto en su cuenta de Twitter JUPOL, enlazando a varios vídeos donde subrayan que esta minoría cortó el tráfico tras la protesta sin incidentes en la Puerta del Sol pidiendo justicia para Samuel e intentaron hacer barricadas.

Desde el SUP, su portavoz, Carlos Morales, ha insistido en que los agentes de la UIP cuentan con el apoyo absoluto porque su actuación fue conforme a derecho y siguiendo los protocolos. No obstante, se remite a lo que se establezca por el régimen disciplinario y la vía penal, "como ocurre siempre cuando existen dudas de alguna intervención".

El SUP sostiene que, una vez finalizada la concentración en la Puerta del Sol por el crimen en A Coruña de un joven de 24 años, en una investigación aún sin detenidos en la que sus amigos denuncian un trasfondo de delito de odio por homofobia, "un minúsculo grupo violento lanzó piedras y contenedores, perturbando la libertad del resto de ciudadanos".

Lamenta que se desplace el foco del crimen

El CEP, otro sindicato con representación en el Consejo de la Policía, ha subrayado que la actuación ante los desórdenes que acabaron con un detenido -además de un agente contusionado y dos furgonetas oficiales con daños- comenzó con varios avisos por megafonía para que desistieran de su actuación, cortando el tráfico.

Este sindicato ha reclamado "respeto al trabajo policial y una condena expresa de los incidentes violentos". El CEP considera que fue un centenar de personas que buscaba "como en otras ocasiones crispar la convivencia y desplazar el foco de la atención para que lo noticioso no sea la repulsa a un crimen de un joven sino los incidentes en unas calles de Madrid".

El CEP ve "tibieza" en el comunicado de la Delegación del Gobierno y critica en su comunicado al secretario general de UGT, Pepe Álvarez, que pidió investigar a los policías. "Resulta de aurora boreal que ponga en el disparadero mediático a los trabajadores de la seguridad pública", ha señalado, anunciando que estudiarán interponer una denuncia para que se retracte.

Unidas Podemos, partido que forma parte del Gobierno junto al PSOE, también ha calificado de "inaceptable" que agentes de la Policía Nacional realizaran cargas contra varios manifestantes en el marco de las protestas contra el asesinato de Samuel. El portavoz del grupo parlamentario en el Congreso, Pablo Echenique, ha exigido una investigación para depurar responsabilidades.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes