Madrid

Policías locales de la Comunidad de Madrid incorporan drones para paliar la falta de personal en la plantilla

Con los vehículos aéreos no tripulados consiguen salvar vidas y evitar robos en residencias

Policía local de Ciempozuelos haciendo volar uno de sus drones.
photo_camera Piloto de dron de la Policía Local de Ciempozuelos.

Las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado incorporan cada vez más drones en su día a día. Durante el último año, el uso de estas aeronaves no tripuladas para realizar tareas de emergencia ha aumentado hasta un 70%, en gran parte causada por la pandemia. 

Tanto es así, que cada vez más agentes deciden cursan una formación especializada en drones para saber pilotarlos y realizar misiones  como el orden público, la seguridad ciudadana, la vigilancia del tráfico, el control de fronteras, la investigación, salvamento, emergencias, control medioambiental, inteligencia, logística, etc.

El Grupo Especial de Drones (GED) de Bomberos Comunidad de Madrid, creado a finales de 2019, lo componen actualmente cinco pilotos y un jefe del Grupo. Están ubicados físicamente en el parque Central de las Rozas, en concreto en el parque 41.

Las actuaciones que realizan con estos vehículos aéreos no tripulados se centran principalmente en sofocar incendios de naves o almacenes, incendios de cubiertas, estructuras que se encuentren colapsadas, incendios forestales y también búsquedas de montaña y búsquedas en entorno acuático. En este caso, son elementos que sustituyen en determinados casos, especialmente durante la noche, a los medios aéreos de extinción de incendios. Todo ello con el principal objetivo de disminuir o eliminar riesgos de los profesionales en las intervenciones. 

En búsquedas de personas desaparecidas se apoyan en unas cámaras duales, térmicas y ópticas de gran definición, que pueden realizar un vuelo mas bajo que un helicóptero y abarcar mas terreno que los bomberos a pie, una vez detecta a la persona, la geolocaliza y manda su ubicación a los equipos terrestres que van directamente a por el accidentado, incluso si estuviera lejos de este personal, una vez detectada su ubicación, puede regresar a base y volver al accidentado llevando hasta siete kilos de material de ayuda.

Nuevas adquisiciones en la CECOP

Este año se han adquirido dos nuevos drones, un pequeño, pero con una cámara dual de ultima generación y otro mediano, con grandes capacidad en imágenes, reconocimiento, fotogrametría, etc. También se esta ultimando el poder transmitir imágenes en tiempo real al CECOP (Centro de Coordinación Operativa de Bomberos de la CAM), donde esta la jefatura de la guardia, para poder evaluar cualquier clase de incidente en tiempo real.

Dron analizando una zona en llamas.

Por otro lado,  esta preparando un proyecto de colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid para ampliar las capacidades de los drones, ya sea para entrar dentro de una nave, en la cual no se dispone de cobertura GPS y que el dron pueda volar y reconocer obstáculos, también para la búsqueda de personas desaparecidas detectando la frecuencia de su móvil, así como drones que puedan llevar mas carga, drones que trabajen en grupo con una ruta prefijada para perimetral incendios forestales, etc.

En la actualidad, el GED cuenta con cinco drones: dos pesados (hexacóptero, seis motores y seis hélices) y tres ligeros (cuadricópteros, cuatro motores y cuatro hélices). 

Pioneros en tecnología de drones 

La Policía Local de diferentes comunidades autónomas como la Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana o Canarias también están dotados de drones que les permiten obtener información sobre diferentes ámbitos: delincuencial, control de aforos en playas por la pandemia… En Benidorm el cuerpo local dispone de cuatro drones, son en propiedad, no hay ningún contrato de Renting establecido. Y vienen volando desde 2016 con un presupuesto modesto de 6.000 euros. 

El mismo que hasta 2019, año en que se creó la Unidad Aérea, incluía la formación de los pilotos, además de un portátil que dispusiera de una potencia y memoria RAM suficiente para abrir las fotografías que captaban de los entornos que estudiaban. El uso de estos dispositivos y de tal tecnología ha permitido al cuerpo ampliar sus funciones a otros departamentos del Ayuntamiento como urbanismo, turismo, seguimiento de barrancos…

En la costa de Benidorm, los usan prácticamente a diario y uno de ellos puede volar hasta tres horas, con un peso de 17 kilos llegan a cubrir todas las áreas rurales y urbanizaciones.

Drones salvavidas

Aunque para pilotar un dron, los agentes deben conocer el terreno que abordan y cursan una formación especializada en drones, en muchas ocasiones los vehículos aéreos no tripulados han servido de salvoconducto para turistas, senderistas o personas que han desaparecido y se han desorientado. 

Al disponer de una cámara térmica, rápidamente localizan a aquellas personas o la situación de riesgo en la que se encuentran para actuar. Al disponer de un radio de hasta quince kilómetros de distancia, les ha permitido en alguna ocasión rescatar a inmigrantes de las pateras que se acercaban a la costa, al igual que emprendían acciones de búsqueda de los que se habían ahogado en alta mar. 

Aunque no todos disponen de esta suerte, ya que la Policía Local de Lanzarote dispone de ocho pilotos en plantilla especializados en vuelos con drones y tres en la unidad aérea, UDRON. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, Pevolca es quien autoriza y coordina el vuelo de drones y en reiteradas ocasiones se le ha ofrecido los vehículos aéreos no tripulados para examinar a fondo las zonas devastadas por el volcán de Cumbre Vieja y también para conocer si quedan animales o personas atrapadas entre las cenizas que expulsa el volcán. 

En este sentido, Pevolca ha decidido contratar a empresas privadas, aunque también haya intervenido la UME y el GES del Gobierno de canarias, entre otras organizaciones y no, los servicios de los que disponen la Policía Local de Lanzarote.

Falta de personal

Además de estar en continua formación con estos equipos, el cuerpo de Policía Local de Benidorm carece de una estructura de la unidad aérea como sí tiene Lanzarote o Ciempozuelos. Sólo cuentan con 2 pilotos que se dedican a este departamento. Por ello, tienen carencia de pilotos por y  no llegan a cubrir todos los horarios que les gustaría. Hay muchos agentes que se han jubilado, hasta cuarenta policías, y por tanto, hay menos plantilla. Aunque cuenten con poco personal, han conseguido reducir hasta en un 90% las denuncias por vertidos en la costa, gracias al efecto disuasorio que provoca el dron. 

También en Ciempozuelos sostienen la idea de implantar una unidad con vuelos relacionados con programas de seguridad vial, accidentes de tráfico y en celebraciones de eventos de la ciudad. 

Responsabilidad legal 

Todos los cuerpos pretenden fomentar el uso responsable de las aeronaves entre los ciudadanos, pero en ellos también recae una responsabilidad extrema ya que existe una legislación que regula estas actuaciones y tienen un reglamento de uso, por ello, los policías son responsables y seguridad aérea no interviene. De esta manera, los utilizan mayoritariamente en las aéreas periféricas. “La ley no permite sobrevolar una concentración de personas, y si lo haces, es bajo tu responsabilidad”, afirma Paco Albero, agente de la Policía Local de Benidorm. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes