Madrid

El bocinazo de Ayuso

Feijóo y Ayuso
photo_camera Feijóo y Ayuso

Si la presidenta madrileña busca desmarcarse de Vox, y que no la emparejen con el partido que preside Abascal, acaba de dar un firme paso adelante. Ahora, a propósito del aborto.

Entrevistada en Onda Cero, Isabel Díaz Ayuso se mostró a favor del aborto de las menores de 16 y 17 años sin consentimiento paterno. "Una vez una mujer tiene claro que no quiere seguir con ello, creo que no puedes obligar a nadie", afirmó.

Es comúnmente aceptado que Ayuso resulta comunicativamente muy eficaz, clara y contundente, que tiene pegada, cuando habla con el papel delante. Los problemas pueden saltar, saltan, cuando improvisa.

El atolladero, según personas de su entorno, es que la presidenta se siente cada día más segura de sí, especialmente desde que ganó las últimas elecciones autonómicas, y por ello se atreve a más.

En esos ámbitos se escucha decir que, antes, Ayuso preguntaba y después decidía; ahora, primero decide y después pregunta.

Las improvisaciones le han provocado más de un patinazo. Como le ocurrió cuando afirmó que en Madrid había un gobierno de coalición con Vox.

Pero esta vez no se trata de un patinazo. Más bien estamos ante un bocinazo.

Porque esa declaración no fue un lapsus linguae. No se le escapó. Ella, ni eludió el tema, ni se salió por la tangente. Eso es lo que piensa... y, más aún, lo quería decir.

A pesar de las apariencias que intentan guardar dentro del PP, el episodio le ha roto el saque a Feijóo. No porque el presidente nacional piense muy distinto de Isabel Díaz Ayuso en estos asuntos, que no es así, sino porque él prefiere eludir tales cuestiones.

Como ha repetido, de lo que quiere hablar es de economía. Lo demás... ¿Qué en Cataluña expulsan el castellano de las escuelas, por la vía de incumplir el mandato legal de 25%? No pasa nada.

¿Qué el Gobierno traslada al País Vasco a dos macroasesinos, los etarras Txapote y Henri Parot, el primero, verdugo de Miguel Ángel Blanco y de Gregorio Ordóñez, el segundo, asesino de niños en Zaragoza? Ni inmutarse.

Tal como se contó en ECD, Feijóo comunicó a su Comité Ejecutivo que el PP no va a derogar la ley del aborto. Ni la actual ni la que promueve Irene Montero, con el argumento de que “esos debates engordan a Vox” y desplazan al partido del centro a donde lo quiere llevar para ganar las elecciones.

Y anunció también que, si llega a La Moncloa, no revertirá toda la acción de Gobierno de Pedro Sánchez. En concreto, descartó derogar y dejar sin efecto la vigente ley del aborto, aprobada hace 12 años, durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero.

Tampoco lo hará con la reforma que acaba de aprobar el Consejo de Ministros impulsada por Irene Montero. ¿Su argumento? “No tendremos mayoría en el Gobierno para hacerlo”. En realidad, ni intentará construirla.

Si Feijóo no quería “batallas ideológicas”, Ayuso acaba de encender de nuevo, con su bocinazo, ese debate que según él “engorda a Vox”.

Y, desde luego, lo que sí va a engordar a Vox es el apoyo de la presidenta de Madrid al aborto de mujeres de 15 y 16 años. Eso, sin duda.

Por cierto. Hace unos día leí este tuit: “Me tienen al tanto de si mi hija no ha ido a clase, pero si decide abortar no me voy a enterar”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable