Madrid

Ayuso se compromete con Feijóo que “no haya vencedores ni vencidos” en el nuevo PP

El candidato ha aceptado adelantar el congreso en Madrid y una investigación sobre el supuesto espionaje a cambio de que la presidenta ceda en su exigencia de que rueden cabezas

Feijóo y Ayuso
photo_camera Feijóo y Ayuso

Alberto Núñez Feijóo es consciente de que necesita a Isabel Díaz Ayuso a su lado en esta nueva etapa, tanto para coser a un PP que se había abierto en canal, como también para llegar a La Moncloa. Así que ha concedido máxima prioridad a cuidar una “relación de conveniencia con ella”. El primer pacto que han firmado es que “no haya vencedores ni vencidos” en la nueva etapa que ahora comienza.

En el equipo del líder gallego reconocen a Confidencial Digital que las “ganas de venganza” de la presidenta de la Comunidad de Madrid, pidiendo cabezas hace unas semanas por el espionaje a su familia, habían alarmado a Feijóo.

Ayuso dejó claro ante la Junta Directiva Nacional que quiere que el nuevo PP llegue hasta el final en la investigación de las escuchas y que expulse a los que hayan participado en el intento de “destruirla”. Una declaración de intenciones que escucharon con “asombro” los casi 500 cargos del partido que se dieron cita en el cónclave.

Congreso del PP de Madrid “cuanto antes”

Fuentes del entorno de Alberto Núñez Feijóo admiten que uno de los desafíos más complicados era el encaje de las aspiraciones reales de Isabel Díaz Ayuso, sin olvidar tampoco su futuro judicial en caso de que sea investigada por la Fiscalía a causa de los contratos de su hermano con la Comunidad de Madrid.

De entrada, el nuevo líder del partido asume que, una vez que se celebre el congreso extraordinario del PP, el 2 y el 3 de abril, llegará el turno del cónclave regional de Madrid. Y cuenta con que Díaz Ayuso alcance su gran objetivo del momento: la presidencia del partido en la región y concentrar todo el poder orgánico e institucional en Madrid.

Feijóo es consciente de que es en el PP de Madrid donde está “el gran problema a resolver”. Si todo sigue conforme al guion previsto por la nueva dirección, y la Fiscalía cierra el caso que podría afectar a Ayuso por los contratos a su hermano, la presidenta se hará con la dirección del PP regional. Y tiene decidido que eso ocurra “cuanto antes”.

Antes de la fecha marcada por Pablo Casado

Aseguran en Génova que congreso regional se celebrará antes del calendario que había fijado el equipo de Casado, que hablaba de finales del primer semestre del año. Será antes, lo que Ayuso podrá vender como una victoria.

Fuentes próximas a Feijóo destacan que es partidario de que la líder madrileña reciba el mismo trato que el resto de presidentes autonómicos, es decir, que pueda dirigir el partido en la región que gobierna.

Además, la nueva dirección del PP también está dispuesta a “hacer un gesto más”: iniciar una investigación interna para esclarecer el supuesto espionaje denunciado por Díaz Ayuso.

Lo que tiene claro el futuro líder es que necesita una Ayuso fuerte para poder ganar las elecciones generales. Por ese motivo, la conveniencia se impone sobre las posibles tensiones, aseguran en su entorno.

Ayuso acepta no exigir que rueden cabezas

Según las fuentes del PP consultadas por ECD, la presidenta de la Comunidad de Madrid se ha comprometido a “enterrar el hacha de guerra”, es decir, renunciar a la exigencia de que “rueden cabezas” por el supuesto espionaje a su hermano.

Feijóo le ha insistido en que lo importante en el partido no son las personas, ni los personalismos, sino las ideas. De hecho, en la presentación de su candidatura a la presidencia del PP esta semana en Madrid defendió, delante de Ayuso, que no está por la revancha interna. “Aquí no sobra nadie”, enfatizó ante los 1.400 militantes que abarrotaron la sala de eventos.

El líder gallego también ha transmitido en privado a Díaz Ayuso que su primer y urgente reto debe ser “coser las costuras del partido”: cerrar las profundas heridas que ha dejado la crisis interna y recomponer la proyección electoral del PP, erosionada por esta guerra. Y en esa estrategia no cabe la revancha que promueve la presidenta.

No va a renunciar a mantener un perfil propio

No obstante, la líder madrileña no va a renunciar a mantener un perfil propio, según explican a ECD fuentes de su entorno. Se vio en la reciente Conferencia de Presidentes, en la que Ayuso quiso marcar su impronta, y también el pasado martes en la representación de unidad con Feijóo en Madrid, donde dejó un mensaje sujeto a dobles interpretaciones.

El PP de Madrid, avisó la líder madrileña, no admite imposiciones. “Somos un equipo de soldados que te vamos a acompañar, pero un equipo que tiene poca paciencia para las tonterías y poco aguante para las imposiciones”, le dijo al todavía presidente de la Xunta.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable