Madrid

El Ayuntamiento de Madrid opta por cerrar El Retiro con situaciones meteorológicas adversas en lugar de inspeccionar los árboles dañados

El protocolo establece unos niveles de alerta y si se alcanza el rojo se procede al cierre del parque

photo_camera

Este verano y tras varios días de tormentas tropicales, el Ayuntamiento de Madrid ha optado por cerrar el parque de El Retiro para evitar daños físicos entre los viandantes. 

Aunque la plataforma de reservas ‘Musement’ destacaba hace unas semanas al parque de El Retiro como el parque más bonito de Europa. Un ránking volvía a sembrar la polémica entre los madrileños, debido a los constantes cierres y balizaciones que se han vivido en el parque madrileño durante este verano. Y es que para muchos resulta ser un atajo para acudir a trabajar y consideran que el cierre no es la solución.

De esta manera, muchos de los usuarios aseguran que se debería invertir en un mayor número de técnicos que inspeccionar los árboles que sufren daños y tienen riesgo de debilitarse. 

Pero según fuentes consultadas por este diario, aseguran que actualmente se encuentra en vigor el " Protocolo de actuación ante la previsión de situaciones meteorológicas excepcionalmente adversas y de gestión de incidencias causadas por el arbolado en los jardines del Buen Retiro de Madrid”. 

Aprobación en Pleno

Se elevó para aprobación formal de la Junta de Gobierno con el fin de dar cumplimiento para este parque al acuerdo adoptado en la sesión extraordinaria del Pleno del Ayuntamiento de Madrid, celebrada el 23 de abril de 2018. 

Según fuentes consultadas por ECA, el actual “Protocolo de actuación ante la previsión de situaciones meteorológicas excepcionalmente adversas y de gestión de incidencias causadas por el arbolado en los jardines del Buen Retiro de Madrid” fue aprobado de forma definitiva en la Junta de Gobierno del jueves 6 de junio de 2019, con el Gobierno municipal en funciones.

El objetivo de este Protocolo es prevenir las incidencias que puedan producirse relacionadas con el riesgo de caídas de ramas o árboles u otros riesgos derivados de las fuertes rachas de viento, lluvia o nieve. Para ello se dispondrán las medidas de prevención necesarias en cada caso y se establecerá una metodología de actuación.

El protocolo establece unos niveles de alerta según unas variables meteorológicas establecidas a partir de unos umbrales de alerta por viento y nieve. Estas se refieren a la intensidad de las nevadas o la velocidad de las rachas máximas de viento, moduladas tanto por la previsión de temperatura máxima, que afecta a la caída de ramas, como por la humedad de suelo, que puede afectar a los árboles.

Desde el Ayuntamiento aseguran que: “se cierran fundamentalmente los parques históricos porque son donde están los que tienen árboles de mayor longevidad. Los árboles son seres vivos y por tanto están sujetos a una dinámica vital. 

Estos árboles son más susceptibles a sufrir estreses sea por velocidad del viento, por temperaturas o por humedad relativa del suelo”.

Niveles de alerta 

El protocolo establece cuatro niveles de alerta, en función de las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET):

•Verde: corresponde a aquella situación en la que ninguno de los factores meteorológicos supera el umbral mínimo establecido.

•Amarillo: No existe riesgo para la población en general, aunque sí implicaría cierta probabilidad de caída de ramas o de arbolado.

•Naranja: existe un riesgo importante con mayor probabilidad de caída de ramas y arbolado (se recomienda el desalojo y se balizan zonas de riesgo).

•Roja: el riesgo es muy importante, con una probabilidad elevada de caída de ramas y arbolado en los jardines (se cierran los parques).

Niveles de alerta
Niveles de alerta

Hechos trágicos 

En 2014 se produjeron dos hechos dramáticos en El Retiro que llevaron a poner en marcha el primer protocolo de actuación. En junio de aquel año, un hombre de 38 años falleció tras caerle encima una rama y una niña resultó herida un mes más tarde tras caer un árbol junto a un banco.

En mayo de 2016 comenzó a aplicarse el primer protocolo de actuación fruto de los trabajos llevados a cabo bajo la dirección de un Grupo de Expertos, constituido en julio de 2014 para evaluar la situación del arbolado del parque del Retiro, como consecuencia de la alarma social generada en ese momento. 

En marzo de 2018 tras fallecer un niño por caerle encima un árbol, se procedió a realizar una importante revisión del contenido del protocolo previo y se modificó. 

Server, servicio de inspección 

Por otro lado, el Ayuntamiento de Madrid dispone desde 2018 de SERVER, Servicio de Evaluación y Revisión Verde, encargado de inspeccionar, detectar y resolver las situaciones de riesgo que presenta parte del arbolado de mantenimiento municipal.

A lo largo del año, las empresas encargadas de la conservación de las zonas verdes de Madrid realizan las tareas habituales de mantenimiento y de inspección. En estas revisiones se detectan posibles riesgos que pueden ocasionar daños a las personas o bienes.

Debido a la gran infraestructura verde que posee la capital, cerca de 2 millones de árboles de titularidad municipal, el Ayuntamiento ha creado este servicio adicional dotándolo específicamente para adoptar medidas ante estas situaciones de riesgo.

De los casi 2 millones de árboles que conserva el Ayuntamiento, SERVER se centra en los ejemplares maduros, decrépitos y con alto grado de degradación. Para su estudio y evaluación está realizando inspecciones periódicas y programadas en una selección de 545.000 ejemplares de los 21 distritos de la capital. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?