Madrid

El alcalde madrileño que se negó a pagar la luz funda un partido para aspirar a gobernar Móstoles

Vecinos de Batres critican que haya colocado una cabecera de la línea de autobús en la entrada del pueblo. El Ayuntamiento responde que se buscan minimizar los ruidos

photo_camera Ayuntamiento de Batres.

Tras las polémicas en las que se vio envueltas el alcalde de Batres, Víctor Manuel López, se presenta a la alcaldía de Móstoles en las próximas elecciones teniendo descontentos a sus propios vecinos.

López es conocido por ser el dirigente que decidió dejar de pagar la luz del pueblo para mostrar su oposición frente a las eléctricas. Esta decisión le llevó a sacar a pleno la deuda que tiene ahora con éstas y el préstamo que ha tenido que solicitar para hacer frente a dichas deudas.

Fuentes del Ayuntamiento de Batres, consultadas por Confidencial Autonómico, explican que se ha aprobado por el Pleno Municipal, un préstamo para pagar la deuda, y que concretamente la cantidad asciende aproximadamente a 75.000 euros.

Matizan que esta deuda se corresponde con deuda anterior a junio del 2021, y que nada tiene que ver con la suspensión provisional de los pagos a Iberdrola ordenada en septiembre de 2021 por el alcalde.

Este préstamo se realiza por imposición de un Plan de Ajuste del Gobierno de España a las entidades locales cuyo periodo medio de pago a proveedores supere los 30 días. El préstamo, cuya adhesión era obligatoria, se cancelará a partir del próximo mes de septiembre.

Decisiones imprudentes

Una de las nuevas medidas que quiere imponer es la colocación de una cabecera de autobús en la entrada del pueblo. Para los vecinos supone un retroceso ya que dificulta por completo la única entrada y salida del pueblo.

Ya no solo es el tráfico lo que incomoda a los propios vecinos, sino que a ello hay que sumarle el ruido. En este caso, el motivo es que los conductores no suelen apagar el motor cuando están estacionados por el aire acondicionado y calefacción.

En cambio, las fuentes del Ayuntamiento de Batres consultadas por ECA aseguran que se ha procedido a trasladar, previo acuerdo con los responsables del Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid y con los responsables de la empresa de autobuses concesionaria, el estacionamiento de autobuses junto a la M-404 regulando las dos líneas en un apartado específico para ello, fuera del casco urbano, con lo que los autobuses sólo entrarán en el pueblo de Batres para efectuar la carga y descarga de pasajeros en una parada donde se viene haciendo normalmente, minimizando enormemente, los anteriores ruidos y molestias dentro del casco urbano.

Disgustos día tras día

En el municipio de Batres se encuentra un castillo que antes formaba la Real Escuela de Paisajismo de la Comunidad de Madrid, ahora se ha convertido en el epicentro de la celebración de diferentes eventos para los que el alcalde ha otorgado licencia de discotecas y parking.

En algunas ocasiones se superan los 80 coches, lo que supone para un pueblo, que no supera los 1.820 habitantes, una auténtica catástrofe ya que no cuentan con infraestructuras adecuadas para ello.

Respecto a licencias de parking y discotecas, en el Ayuntamiento aclaran que no existe ninguna licencia otorgada en Batres para ello.

Explican que sí existe una licencia provisional para la propiedad del Castillo de Batres para la celebración de eventos, con un aforo máximo con autorización de la Dirección General de Patrimonio. Estos eventos se vienen celebrando desde el año 2013, y el gobierno actual está regulando su incidencia respecto a la gestión de residuos y generación de ruidos eficientemente, algo que no hicieron anteriores equipos de gobierno de los grupos políticos PP, PSOE y TDB.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?