Madrid

Agentes de movilidad: “ʻMadrid Centralʼ tiene los días contados”

El próximo 19 de marzo volverán a sentarse con Carmena para negociar un nuevo convenio con el ayuntamiento

Varios agentes de movilidad controlan el tráfico en una calle de Madrid.
photo_cameraVarios agentes de movilidad controlan el tráfico en una calle de Madrid.

Se cumplen cuatro meses desde que comenzaron las negociaciones de un nuevo convenio entre el Ayuntamiento de Madrid y los agentes de movilidad de la capital. El sindicato CSIT Unión Profesional ha denunciado que el consistorio dirigido por Manuela Carmena “no está interesado” en las reclamaciones del cuerpo policial y ha convocado una nueva reunión para el próximo 19 de marzo. Desde el sindicato han avisado que podría ser la última. 

Los sindicatos de agentes de movilidad han centrado su protesta en la demanda de una solución de la escasez de la plantilla, que da lugar a servicios “sobresaturados”, y un “despilfarro” de los medios tecnológicos necesarios para poner en práctica el plan ʻMadrid Centralʼ. 

Servicio voluntario de fin de semana

La escasez de plantilla será una de las líneas generales de actuación de la reunión del próximo 19 de marzo con el consistorio. En el último año, la plantilla se ha reducido. En las oposiciones, el número de aspirantes se ha reducido de 1150 personas a 650. 

Como consecuencia, según fuentes de CSIT Unión Profesional, no hay plantilla suficiente para cubrir los servicios durante los fines de semana. El cuerpo debe depender de agentes que, de forma voluntaria, se dedican a la vigilancia de estos eventos. Sin embargo, el total de agentes destinados apenas llega a los 50 efectivos, lo que imposibilita realizar los servicios en casos extraordinarios. 

La escasez de la plantilla está unida a un problema de vestuario. Según ha denunciado un portavoz de CSIT, los agentes que circulan en moto se encargan de su propio vestuario, al no contar con sustitutivos que se encuentran en mal estado. 

Gastos innecesarios 

A pesar de estas insuficiencias, CSIT Unión Profesional ha denunciado que el consistorio haya aprobado una serie de inversiones que el sindicato ha tachado de “gastos innecesarios”, como el cambio de color de los chalecos de los agentes. 

Fuentes del sindicato han apuntado como principal gasto a la vigilancia de ʻMadrid Centralʼ. El plan de movilidad del ayuntamiento de Manuela Carmena cuenta con cámaras de tipo OCR para asegurar el control de los vehículos. Estos dispositivos son capaces de reconocer matrículas, y comprobar si el vehículo ha pasado la ITV. Sin embargo, desde que se puso en marcha el plan, el sindicato ha denunciado que los dispositivos de vigilancia “están guardadas en un armario cogiendo polvo”.

CSIT Unión Profesional ha denunciado que los agentes “están obligados a hacer de todo”, al encargarse también de la vigilancia de las nuevas formas de movilidad en la capital, como los servicios de patinetes y segway.

Fuentes del sindicato han declarado que decidirán el próximo 19 de marzo si continuarán con el pulso al ayuntamiento. “Depende de lo que nos encontremos en la reunión”, han dicho. Pero no son optimistas: CSIT Unión Profesional ha lamentado que el consistorio tenga “más afán de recaudar que de proteger a sus trabajadores”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?