Madrid

El aeropuerto de Barajas compra cerveza y tabaco para los altos mandos que pasan por las salas vip

Gastará más de 20.000 euros en un año en el servicio de catering que se sirve a los representantes institucionales que utilizan el Pabellón de Estado y otros espacios reservados

Avión de Iberia en el aeropuerto de Barajas.
photo_camera Avión de Iberia en el aeropuerto de Barajas.

El Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas tiene instalaciones reservadas para autoridades, que debido a su cargo y previa autorización oficial, pueden utilizar a la hora de subir o bajar de un avión. Este es el principal aeropuerto del país: el que más pasajeros recibe y al que llegan las principales personalidades y mandatarios internacionales cuando visitan España.

Los espacios destinados a tal fin disponen de un servicio de cafetería. En función de la exclusividad, la relevancia del momento y los asistentes, se pueden utilizar las salas de autoridades situadas en las Terminales 1, 2, 3 y 4 o, si se requiere, el acto a celebrar se puede realizar en el Pabellón de Estado, anexo a la Terminal 4.

Según ha podido saber Confidencial Digital, para recibir a las personalidades que visitan nuestro país, el Aeropuerto de Barajas ha decidido destinar más de 20.000 euros en alimentos, bebidas y tabaco en las salas de autoridades y el Pabellón de Estado.

Diferentes tipos de actos

Para ofrecer este servicio a personas exclusivas, la plataforma de contratación del sector público ha sacado a concurso la licitación por un importe de 20.570 euros. Según ha podido saber Confidencial Digital, con este dinero se pretende dar el servicio durante 12 meses.

Según explica Aena, el Pabellón de Estado cuenta con dos áreas diferentes de cafetería, que se usan dependiendo del tipo de acto que tenga lugar. Confidencial Digital ha podido saber que se prevé organizar tres tipos de actos diferentes: “acto sin honores”, con “cordón de honor” (cuando el evento tenga 20 militares) y con “honores de ordenanza” (cuando haya 140 militares).

Los “actos sin honores” tendrán un coste de más de 500 euros cada vez que se organicen. Los actos con “cordón de honor” costarán más de 760 euros y los de “honores de ordenanza” superarán los 1.000 euros cada vez que se realicen.

Para los “actos sin honores” se hará uso de la cafetería principal, con servicio de camarero y un catering degustación para treinta personas en el que “obligatoriamente” deberá incluir como mínimo cerveza, refrescos, zumos, café, piezas de minibollería, canapés, sándwiches, etc. Cuando el acto cuente con militares, además de la cafetería principal también se utilizará la cafetería de tropa. En estos actos con “cordón de honor” y “honores de ordenanza” se prevé aumentar el número de camareros y de productos.

En el caso del servicio destinado a las salas de autoridades repartidas en las Terminales 1, 2, 3 y 4, el servicio no será ostentoso. En esos casos se servirá cerveza, refrescos, zumos, cafés, sándwiches y snacks variados, pero no se contará con tantos productos ni servicios de camarero, explican.

De esta manera, según el acto a celebrar, se proporcionará un servicio más exclusivo o menos y se realizará en las salas de autoridades o en el Pabellón de Estado.

Recepción de personalidades

Este Pabellón de Estado se utiliza para recibir a jefes de Estado extranjeros y a las personalidades de más alto nivel que visitan España. Por allí han pasado desde el papa Benedicto XVI en su visita a Madrid en agosto de 2011, cuando el por entonces presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero le recibió con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en nuestro país; hasta el propio dictador militar libio Muamar el Gadafi, en 2007.

Esta instalación también la utilizan los reyes de España cuando realizan sus viajes de Estado. Desde allí también pueden volar en helicóptero hasta el palacio de la Zarzuela y la Moncloa, por lo que los presidentes del Gobierno también lo suelen utilizar.

El Pabellón de Estado se inauguró en 2006 para sustituir a una antigua instalación de la Terminal 1, donde posteriormente comenzaron a operar las compañías de aviación ejecutiva. El pabellón por el que pasan las autoridades está dotado de múltiples servicios: salas privadas, despachos, zonas de espera, cafetería, servicio de catering, etc.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?