Madrid

La reyerta en las fiestas de Torrelodones deja en evidencia el protocolo de seguridad creado por la Delegación del Gobierno: “Los ayuntamientos tomarán ahora sus propias decisiones”

En la madrugada del 16 al 17 de julio, un centenar de jóvenes convirtió las fiestas de Torrelodones en un campo de batalla: se enfrentaron a los policías, arrojaron piedras y botellas contra sus propios vecinos y quemaron varios contenedores. El protocolo especial creado para este verano no ha conseguido el resultado esperado. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, los disturbios en Pozuelo han provocado una reacción en la Delegación del Gobierno en Madrid: los ayuntamientos tienen permiso para tomar sus propias medidas de seguridad, respetando las instrucciones dictadas por el organismo que dirige María Amparo Valcarce. "Hemos informado a las juntas locales y a los consistorios que, a partir de ahora, pueden ampliar el protocolo de acuación impulsado por nosotros a finales del mes de junio", explica una voz autorizada de la Delegación del Gobierno. La misma fuente, consultada por este confidencial, añade: "Las medidas que recomendamos llevan casi un mes de funcionamiento y sólo hemos tenido problemas en Torrelodones, por lo que para nosotros no es un fracaso. No obstante, cada alcalde será libre de tomar las precauciones que él considere oportuno". El plan, impulsado por la Delegación del Gobierno para evitar altercados como los del verano pasado en Pozuelo, incluye la orden de crear una zona acotada para que los asistentes puedan realizar su 'botellón' hasta las dos de la madrugada. Precisamente, la batalla campal en Torrelodones entre los jóvenes y las fuerzas de seguridad se originó cuando un grupo de agentes solicitó a los agitadores que abandonaran la franja creada por el consistorio para beber alcohol en la calle. Al ser la creación de este 'cinturón de seguridad' una de las medidas dictadas por la Delegación del Gobierno, los ayuntamientos sólo tendrán la opción de destinar más agentes para vigilar la zona.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable