Madrid

La Policía detectó a bandas de delincuentes rumanos ‘infiltrados’ entre los peregrinos de la JMJ. Llevaban mochilas y logotipos de las Jornadas para engañar y robar a los jóvenes

Las bandas de gitanos rumanos que habitualmente actúan por el centro de Madrid para robar, y que llevan tiempo 'fichadas' por la Policía, se aprovecharon de las Jornadas Mundiales de la Juventud para hacer 'su agosto'. Sin embargo, los agentes detectaron sus movimientos y detuvieron a los ladrones.

Según explican a El Confidencial Autonómico voces autorizadas de la Policía Nacional, los delincuentes rumanos aprovechaban las grandes aglomeraciones de peregrinos, sobre todo extranjeros, para aprovechar la distracción de los jóvenes y apropiarse de gorros, camisetas y mochilas con el logotipo de la JMJ.

El objetivo de esos hurtos era vestirse como los seguidores del Papa que vinieron a España, para hacerse pasar por uno de ellos, e ‘infiltrarse’ en los grandes grupos de católicos que recorrían la capital.

Una vez que los peregrinos les consideraban ‘uno más’ en la fiesta, los ladrones encontraban muchas más facilidades para robarles todas las pertenencias. Las sustracciones más habituales fueron los bolsos, las carteras, y los teléfonos móviles. Los gitanos rumanos también optaron por apropiarse de los tickets de comida que los jóvenes podían canjear en los restaurantes.

No obstante, y pese a la buena organización de estas bandas, los agentes de la Policía Nacional y Municipal de Madrid ponto detectaron los movimientos de los delincuentes, lo que acabó con alguno de ellos en comisaría: “Ha habido cientos de robos, pero algunos han pagado por ello. Detuvimos a más de una docena, lo que consiguió disuadir, en parte, al resto de ladrones”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?