Madrid

A petición del sindicato CSIT

La Policía Municipal de Madrid reutilizará coches incautados como vehículos camuflados

Pasan a ser propiedad del ayuntamiento cuando transcurren seis meses sin que nadie los reclamen. Hasta ahora se vendían en subasta

El concejal de Seguridad presenta nuevos vehículos de la Policía Municipal.
photo_camera El concejal de Seguridad presenta nuevos vehículos de la Policía Municipal.

Los policías municipales de Madrid van a contar con treinta nuevos vehículos camuflados para realizar labores de patrulla y de vigilancias discretas. El ayuntamiento no va a comprar ni alquilar los coches: recurrirá a los vehículos retirados que llevan en los depósitos municipales más de seis meses.

Según ha sabido El Confidencial Autonómico, todo partió de una petición del sindicato CSIT Unión Profesional. Esta agrupación de agentes envió una carta al director general de la Policía Municipal en la que le hacía una sugerencia: no subastar, sino aprovechar utilizar los vehículos que retiran las grúas en Madrid, que permanecen más de seis meses en los depósitos municipales y que por ello ya son propiedad del ayuntamiento.

En CSIT tenían constancia de que muchos de los vehículos que están en estos depósitos se encuentran en muy buen estado. De ahí surgió la idea de aprovecharlos para uso policial como vehículos camuflados, en lugar de comprarlos.

Más barato y más efectivo

Fuentes de este sindicato de la Policía Municipal explican que la respuesta les llegó en una reciente reunión de la comisión de material con la dirección del cuerpo, que ha aceptado la sugerencia y de hecho ya la va a poner en práctica.

El cuerpo municipal de Madrid ha seleccionado ya 30 vehículos que tiene en propiedad procedente de los que se retiran de las calles y nadie reclama en seis meses. Diez de ellos se van a entregar a los policías municipales en un breve período de tiempo, y los otros veinte más adelante.

Según ha sabido ECD, los vehículos que pasarán a ser coches y motos “camuflados” de la Policía Municipal son de diversos modelos y tipos. Agentes consultados destacan que estas unidades ayudarán a paliar la falta de esta clase de vehículos que tenían para patrullar y hacer actuaciones que requieren de coches sin marcas de policía.

Además, destacan varias ventajas frente a la compra de coches para suplir estas carencias. La primera, la económica: aseguran que el gasto de adaptar vehículos normales para las necesidades policiales será mínimo, ya que apenas hay que incorporar algunos elementos como la emisora de radio o linternas, además de poner ruedas nuevas.

Pero, además, se incorporarían coches usados, aunque en buen estado, lo que permite pasar más desapercibidos a estos vehículos camuflados de la Policías Municipal. El aumento significativo del número de coches permitiría rotar los vehículos entre distritos: así sería más difícil que los delincuentes terminaran identificando a los coches camuflados.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes