Madrid

La jefatura ha rechazado facilitar que se presenten voluntarios

Indignación en la Policía Municipal de Madrid por el despliegue de Navidad

La falta de planificación con tiempo del dispositivo especial está obligando a los mandos intermedios a cancelar días libres sin apenas antelación

Policías municipales en la Puerta del Sol de Madrid.
photo_cameraPolicías municipales en la Puerta del Sol de Madrid.

“La gente está muy cabreada”. Esa es la sensación que se extiende entre los efectivos de la Policía Municipal de Madrid desde que comenzó el mes de diciembre y que se acentúa ante la llegada de los días clave de las fiestas de Navidad. Y es que la (mala según algunos) organización del despliegue especial para estas fechas ha provocado un profundo malestar en el cuerpo local.

A finales de septiembre los agentes de la Policía Municipal de Madrid comenzaron a recibir malas noticias. Desde primeros de diciembre, y más aún en las grandes fiestas de la Navidad, se suspendían días de libranza y se prolongarían jornadas para poder atender el gran despliegue de seguridad que se organiza sobre todo en el centro de la capital en estas fechas.

Sindicatos como CSIT-Unión Profesional dirigieron una carta al inspector jefe de la Policía Municipal de Madrid y pudiero reunirse con él para plantearle soluciones al problema que se avecinaba.

Sugirieron distintas alternativas para evitar el recorte de días libres: organizar una bolsa de horas para que los agentes se las puedan vender entre ellos, subir el precio de las horas extra, abonar y compensar de forma especial los servicios en Nochebuena, Navidad, Nochevieja, la noche de Reyes como ocurre en otros colectivos profesionales... todo con la idea de favorecer que los policías que sí puedan trabajen de forma voluntaria y no se fuerce al resto. Pero ninguna de estas ideas han sido aceptadas.

Absoluta falta de planificación”

El Confidencial Autonómico ha podido saber que todo ello está provocando un intenso malestar en la plantilla de la Policía Municipal de Madrid. “Hay mucho cabreo, la gente está muy enfadada”, explican fuentes internas.

“Desde el 1 de diciembre está habiendo problemas”, lamentan desde CSIT-Unión Profesional, y lo achacan de nuevo a cómo se están organizando los servicios este mes de diciembre, con una “absoluta falta de planificación”.

Por ejemplo, denuncian que a agentes del distrito Centro el jueves 14 de diciembre les comunicaron que se les denegaba la libranza a quienes tenían pedido desde hace tiempo el viernes 15. “Para denegarte una libranza te tienen que avisar con más de 48 horas, y no lo respetaron, les avisaron el día de antes”, critican.

También denuncian que este desbarajuste en la planificación de los servicios está provocando que los mandos ordenan prolongar jornadas: “Llevas todo tu turno, te vas a ir a mediodía y de repente te dicen que te tienes que quedar también toda la tarde”.

Eso está desatando conflictos entre los agentes que reciben estas instrucciones y los mandos intermedios encargados de transmitirlas, lo que está deteriorando el ambiente interno en la Policía Municipal. Sobre todo porque los cambios y las cancelaciones de días libres a última hora están afectando a la vida familiar de los agentes.

“Los rastros mensuales los planifican con casi dos meses, se piden voluntarios y si faltan ya echan manos de más gente... y en Navidad no los organizan con tiempo. Ya pasó el año pasado, este lo han hecho peor, y el año que viene será aún peor, porque habrá más falta de agentes en las calles por jubilaciones”, señalan desde CSIT.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?