Madrid

Desencuentros en los juzgados

Guerra en la Asamblea de Madrid: Tomás Gómez anuncia una querella contra los diputados ‘populares’ por cobrar retribuciones del grupo parlamentario

El PP recrimina a los socialistas que no publiquen sus cuentas

Tomás Gómez e Ignacio González
photo_cameraTomás Gómez e Ignacio González

Los servicios jurídicos de PP y PSM en la Comunidad de Madrid llevan meses trabajando a pleno rendimiento. En agosto los ‘populares’ pusieron una denuncia contra el secretario general del PSM, acusándolo de malversación, y ahora Tomás Gómez responde con una querella por fraude a la Seguridad Social. Les lleva a los tribunales por las retribuciones que cobran los altos cargos del grupo parlamentario del PP, que ha ligado al ‘caso Bárcenas’.

“Gómez busca amedrentar al PP porque no quiere hacer públicas las cuentas del grupo socialista en la Asamblea de Madrid”. Así se han referido desde el PP madrileño a la denuncia que ha presentado el PSM, con Tomás Gómez al frente, por las compensaciones que cobran en la Cámara, según ha podido saber El Confidencial Autonómico.

El PSM registró su querella la semana pasada en un juzgado de instrucción de Plaza Castilla: acusa al grupo del PP madrileño en la Asamblea de “fraude a la Seguridad Social” por “los sobresueldos” que perciben sus altos cargos.

Por su parte, el PP defiende que las retribuciones “por especial responsabilidad”, tal y como se denominan, son “legales, conocidas y declaradas a Hacienda”. Aseguran que se ajustan a Derecho: en concreto, a lo que recoge el artículo 5.4 de la Ley Electoral.         

“¿Se querellará también contra Rubalcaba por cobrar un suplemento [también denominado ‘complemento retributivo’] del grupo socialista?”, se han preguntado los ‘populares’.

Periplos en los juzgados

A finales de agosto el PP de Madrid presentó una querella contra el secretario general del PSOE madrileño relacionada con su gestión como alcalde de Parla en el año 2005. Le acusaban de haber generado un sobrecoste en la obra del tranvía de esta localidad, y el consiguiente ‘agujero’ de 42 millones de euros.  

Uno de los últimos desencuentros entre los dos grupos parlamentarios ha tenido que ver con el coche oficial a cargo de la Asamblea del que ha tenido que prescindir Gómez, al igual que Gregorio Gordo (IU). PP y UPyD ya habían renunciado a él.

La querella que acaba de presentar el grupo socialista supone un nuevo episodio en el expediente de desencuentros judiciales entre PP y PSM. Además los socialistas madrileños han animado a que sigan su ejemplo en otras comunidades autónomas.

“Esos pagos ordinarios a miembros de la dirección del PP deberían haber cotizado y dadas de alta en la Seguridad Social”, justifican desde el PSM.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes