Madrid

Denuncia que no se cumplieron las medidas de prevención

Comisiones Obreras cuestiona el dispositivo para rescatar del Manzanares al ultra muerto

Ha enviado una carta a la coordinadora de Recursos Humanos del ayuntamiento tras recibir quejas de bomberos, policías y personal de Samur

Bomberos y policías sacan a Francisco Javier Romero del río Manzanares.
photo_camera Bomberos y policías sacan a Francisco Javier Romero del río Manzanares.

La pelea multitudinario en la ribera del Manzanares entre ultras del Atlético de Madrid e hinchas radicales del Deportivo de La Coruña cogió desprevenidos a las fuerzas de seguridad, al no ser un partido de alto riesgo. Ahora, la sección sindical de Comisiones Obreras en el ayuntamiento de Madrid también quiere saber si el operativo de rescate de Francisco Javier Romero se ajustó a los protocolos.

Los vídeos grabados por viandantes y vecinos mostraron cómo miembros del Cuerpo de Bomberos y de la Policía Municipal de Madrid sacaron a “Jimmy” de las aguas del río Manzanares, donde lo lanzaron presuntamente (por lo que se ve en las imágenes) miembros del Frente Atlético implicados en esta reyerta entre grupos ultras.

Un vez lo sacaron del cauce del río, los servicios sanitarios del Samur le atendieron de urgencia y lo evacuaron de urgencia en una ambulancia al Hospital Clínico de Madrid, donde Francisco Javier Romero finalmente falleció.

El Confidencial Autonómico ha podido saber que días después del suceso la sección sindical de Comisiones Obreras envió una carta al ayuntamiento de Madrid para solicitar información sobre varios aspectos del dispositivo desplegado para rescatar al hincha asesinado y también sobre los riesgos que asumieron los miembros de los servicios de emergencias que participaron en este operativo.

Errores y carencias en el rescate

En la misiva -que se puede leer completa aquí-, el sindicato se hace eco de “cierta inquietud por parte de algunos de los intervinientes en el rescate”. Y es que, según las fuentes consultadas, tras el despliegue de salvamento del hincha de los Riazor Blues muerto en la reyerta varios bomberos y policías trasladaron a Comisiones Obreras sus quejas por cómo se había llevado a cabo el rescate.

Varias de las preguntas dirigidas por Comisiones Obreras a Francisca Segado, la coordinadora general de Recursos Humanos, hacen referencia al procedimiento que siguieron los bomberos para sacar del agua a Francisco Javier Romero. El sindicato quiere saber si efectivamente se siguió algún protocolo establecido por los Bomberos para este tipo de sucesos y si los bomberos que participaron en el rescate tenían los medios suficientes.

En las imágenes de los minutos posteriores a la pelea se ve a dos bomberos lanzarse al agua para tratar de rescatar al hincha malherido. Comisiones Obreras quiere saber “¿con qué medios de apoyo imprescindible contaban los actuantes para su intervención ante un posible rescate subacuático?”, y también “¿qué embarcación tenían a su disposición?”, en referencia a la ausencia de cualquier lancha que hubiera podido necesitarse.

Comisiones Obreras también quiere saber si se avisó a la unidad especial de actividades subacuáticas de la Guardia Civil para recudir el tiempo de demora si se hubiera precisado ese rescate subacuático, y qué medios tenían los bomberos y policías para izar a la víctima.

En los vídeos que se han difundido se puede ver como uno de los bomberos que se arrojaron al agua para tratar de evitar que Francisco Javier Romero se ahogara arrastra a su espalda a la víctima, prácticamente inconsciente, y la izan de forma manual por una escalera. Eso podría haber provocado lesiones en el cuello y la espalda al ultra de Riazor Blues, al no estar debidamente inmovilizado.

Otra de las denuncias de los agentes que participaron en el rescate, y que recoge Comisiones Obreras en su carta, es la falta de coordinación que hubo en ciertos momentos del dispositivo, y que por ejemplo dificultó la llegada de la ambulancia al lugar de los hechos: “¿Quién coordinó al personal de los cuatros colectivos (bomberos, agentes de movilidad, policía municipal y Samur), procurando que el rescate se realizara con todos los medios necesarios y las medidas de seguridad adecuadas?”.

“Si hay una cargo en el ayuntamiento que es de coordinador de Seguridad y Emergencias, se supone que tiene que coordinar a los cuerpos que tiene bajo su mando, que son los Bomberos, la Policía Municipal y el Samur”, afirman desde la sección sindical de Comisiones Obreras en el ayuntamiento de Madrid.

Revisión médica para descartar contagios

Además de los posibles fallos en el procedimiento, dotación y coordinación de los cuerpos que participaron en el rescate en el río Manzanares del ultra fallecido en la reyerta, la carta enviada por la secretaría de Salud Laboral de Comisiones Obreras en el ayuntamiento de Madrid se refiere a los riesgos que corrieron los agentes.

Según explican a El Confidencial Autonómico desde el sindicato, los bomberos que se lanzaron al agua para sacar a Francisco Javier Romero se expusieron a una alta cantidad de toxinas y contaminantes que tiene el río Manzanares. Además, el resto de policías y agentes de movilidad que ayudaron al hincha podrían haberse contaminado también con sus fluidos, sobre todo por las heridas que sufrió en la pelea.

Por ejemplo, CC.OO. quiere saber si todos los participantes en la operación de rescate y en los primeros auxilios al ultra tenían equipos de protección individual, con guantes y gafas antisalpicadura, para evitar un posible contagio con el agua del Manzanares o con la sangre y otros fluidos del herido.

Desde el sindicato denuncian que tras una intervención de estas características, es preceptivo que los agentes (de Bomberos, de la Policía Municipal...) sean enviados a la mutua de accidentes para someterse a una revisión y descartar así el contagio.

Sin embargo, el sindicato denuncia que nadie informó a los implicados en el rescate en el Manzanares de que tenían que acudir a la mutua. Sólo a raíz de la carta del sindicato, miembros del Samur acudieron al parque del Paseo de Santa María de la Cabeza para dar una charla a los bomberos e informarles de que todos los participantes en el rescate debían acudir a la mutua para descartar la posibilidad de haber contraído alguna enfermedad infecto-contagiosa grave.

“En el ayuntamiento falta cultura de prevención de riesgos laborales, por eso no enviaron a todos automáticamente a la mutua. Es un caso bastante grave, esperamos que respondan a la carta”, señalan los responsables de salud laboral de Comisiones Obreras en el ayuntamiento de Madrid.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?