Han dicho

“No calibramos que los 'indignados' reaccionarían con tanta violencia”. Felip Puig, consejero de Interior de Cataluña

El consejero de Interior, Felip Puig, ha admitido que el operativo policial que desplegaron en 27 de mayo en la acampada de los 'indignados' en plaza Catalunya, que tenía solo por objetivo retirar objetos peligrosos de cara a la celebración de Canaletes, no calibró la "agresividad y violencia" con que reaccionarían los acampados. En una comparecencia en la comisión de Interior del Parlament, ha reconocido que el operativo se desarrolló de manera muy diferente a como lo previeron, ya que en un principio debía durar dos horas, y lo ha achacado a la resistencia de los acampados.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?