Galicia

Los socialistas gallegos alertan de una privatización encubierta de la Sanidad. Aseguran que la Xunta quiere reducir las listas de espera a costa del dinero de los pacientes

El borrador que está preparando la Xunta de Galicia sobre los tiempos de espera en la sanidad pública ha encendido las alarmas. El texto, aún en trámite, incluye la posibilidad de que un paciente pueda operarse en un centro privado si adelanta el importe de la cirugía. Según el PSdeG, "la sanidad gallega lleva el mismo camino que en la Comunidad de Madrid" y denuncian que "es imposible reducir las listas de espera" sin maniobras de "privatización y recorte".

La Ley de garantías de prestación sanitaria que está preparando el Gobierno de Alberto Núñez-Feijóo (PP) en Galicia se está rodeando de polémica. Según algunas partes del texto, que está en proceso de alegaciones, que ha podido conocer El Confidencial Autonómico, la rebaja en tiempos de espera para las cirugías abre la puerta a que los pacientes puedan adelantar el dinero para operarse si van a un centro concertado.

Fuentes de la Xunta han declarado a este confidencial que “si los enfermos son enviados a un centro concertado por cuestiones de prioridad, se le facturarán los gastos al Gobierno”. Indican que la Ley de salud vigente cifra en 180 días el margen tras el que un enfermo puede optar por intervenirse “en otros centros”.

La red pública gallega va a fijar en 60 días el máximo de espera de una operación y en 45 días en el caso de las consultas, pero no va a haber ninguna ampliación del presupuesto. Actualmente, los convenios con centros concertados superan los 130 millones de euros en la región gallega.

Los socialistas de Galicia aseguran que esa relación entre días de espera y prioridad “es poco transparente”. En la Comunidad, explican, “no sabemos ahora mismo cuánto tiempo esperan los pacientes ni cuántos están pendientes de una operación”.

El fantasma de la privatización

Según indican desde el PSdeG, los gallegos tienen “un sistema de listas diferente al resto de Comunidades” porque el Gobierno popular “cambió los criterios para medir las esperas”.

“Esta medida que se ha filtrado implica que sólo se van a poder operar de urgencia quienes tengan el dinero y puedan adelantarlo”, dicen en los socialistas.

“Eso significa que la sanidad deja de ser universal, pública y gratuita” y a su juicio delatan “maniobras de recorte y privatización” que indican que en Galicia “se está haciendo el mismo proceso que en la Comunidad de Madrid” en el ámbito sanitario.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable