Galicia

La Diputación de Ourense patrocina una canción que ironiza sobre los gallegohablantes que utilizan topónimos en español

La Asociación Hablamos Español solicitan conocer, bajo el amparo de la legislación sobre transparencia, de cuanto ha sido el importe de la subvención

La polémica canción (1)
photo_camera Antonio Luz ha publicado el videoclip 'Non me toques o xe', rodado en Xinzo de Limia a comienzos de este mes de julio

La presidenta de la asociación Hablamos Español, Gloria Lago, ha solicitado información a la Diputación de Ourense, presidida por José Manuel Baltar, sobre su patrocinio a una canción con videoclip, amparándose en la legislación sobre transparencia de las Administraciones Públicas.

La canción se está promocionando como herramienta para difundir el uso del gallego, pero Lago considera que es una “vergonzosa burla a quienes usan correctamente los topónimos en español”. Además de solicitar la información para saber cómo se sufraga esta acción promocional, Lago traslada al presidente de la Diputación su crítica sobre la letra de la canción y le informa sobre “el correcto uso de los topónimos y de la letra que, curiosamente, en gallego se cambia por x cuando el topónimo contiene esta letra en español”, ha afirmado la presidenta para El Confidencial Autonómico. Gloria Lago (Vigo, 1960) es licenciada en Filología y especializada en crítica literaria. Desde los veinticuatro años es profesora de Bachillerato.

Escrito a la Diputación

Lago pide que se le faciliten los datos referentes al patrocinio, de la producción y difusión del tema musical y videoclip Non me toques o xe, interpretada por Antonio Luz, en cuyo formato audiovisual se incluye el logotipo de la Diputación de Ourense. La canción se está promocionando en medios de comunicación como herramienta para invitar al uso del gallego entre la franja de edad más joven. En su letra, de texto breve, se dice lo siguiente (“en cursiva lo que se reproduce de forma literal; es decir, en tono de burla del habla en español, el resto del texto lo reproduzco traducido del gallego”, afirma Gloria Lago en su carta):

Salgo de Ginzo para Sanjenjo

Con la toaja muy bien planchá pa lijar en castejano.

Traigo un ritmo de bossanova.

Ante las pretensiones de un gandul que no sabe pronunciar

antes me parto que me doblo. (…)

Qué hermosura cantar en gallego

Balbucear en gallego la lengua de Castelao

Solo los ignorantes, salvajes y duros,

Imbéciles y oscuros no nos entienden.

“Vergüenza fomentar el gallego despreciando el español”

En la mencionada carta, la presidenta afirma que “nos parece un desacierto y nos avergüenza que se hayan tomado del himno gallego precisamente las estrofas (las he destacado en negrita) que se refieren de una forma despreciativa e insultante a quienes no hablan gallego”. “Nos parece poco instructivo y una muestra de ignorancia que se traslade a los jóvenes un mensaje contrario al uso correcto de la toponimia. En ningún país excepto en España se permite el borrado del uso oficial de los nombres de lugares de una lengua oficial. Si esto ya es un disparate, intentar que las personas no los usen correctamente tampoco en su vida privada es un completo despropósito y una muestra de ignorancia, complejo y autoritarismo”, afirma.

Así mismo, subraya que “no oficial no significa incorrecto. Para saber cómo utilizar los correctamente los topónimos cuando se habla en español, entre la Diputación de Orense y la RAE debemos recomendar hacer caso de la segunda”.

Una “lección” filológica en la carta

Afirma Lago que “Para su información le transmito lo que la Real Academia dice al respecto:

Diccionario Panhispánico de dudas. “Topónimos con forma tradicional plenamente vigente en español, que, no obstante, aparecen con cierta frecuencia en los medios de comunicación con nombres o grafías propios de otras lenguas. Se prefiere la forma española, a no ser que haya caído en desuso o se haya producido un cambio de denominación: Amberes (no Antwerpen ni Anvers), Ciudad del Cabo (no Cape Town), Milán (no Milano) o Nueva York (no New York)”.

Además, ese Diccionario añade: “Topónimos con cambio de denominación oficial en favor de la forma local, pero que cuentan con una forma tradicional española plenamente vigente. Se prefiere la forma española: Calcuta (no Kolkata), Moldavia (no Moldova), Bombay (no Mumbai) o Esmirna (no Izmir). Solo en aquellos casos en que se ha producido un verdadero cambio de nombre (y no una mera reivindicación de las formas locales de este) se recomienda la nueva denominación, que debe sustituir a la anterior: Burkina Faso (antiguo Alto Volta) o Sri Lanka (antiguo Ceilán)”.

“Salvo en textos oficiales, donde es preceptivo usar el topónimo gallego como único nombre oficial aprobado por las Cortes españolas, en textos escritos en castellano debe emplearse el topónimo castellano”.

En el caso de Sangenjo, topónimo objeto de múltiples intentos de demonización, y objeto de mofa en la canción patrocinada, déjeme explicarle lo siguiente:

El topónimo “Sangenjo” es el considerado como correcto por la Real Academia Española. Tiene más de 500 años de historia, y no es una traducción del gallego, sino la forma en español derivada del latín. Del Sanctu Geneciu latino pasó al Sanctus Genesius medieval, que por adaptación fonética se convirtió con el uso en el Sangenjo actual. En gallego la evolución desembocó en Sanxenxo. Ya lo explicó la RAE hace tres años: “La grafía tradicional fijada en castellano es «Sangenjo», que no es traducción del gallego «Sanxenxo», sino su adaptación grafofonológica a la ortografía del español”.

Por otra parte, permítame decirle que burlarse de la utilización de la j en español cuando en gallego se utiliza la X, lo que da título a la canción, significa pasar por alto que en todos los idiomas, incluido el gallego, se adaptan a sus usos los sonidos de otras lenguas. En un programa de la televisión de Galicia emitido el pasado día 20 de este mes, el autor de la canción exigía respeto a los topónimos en gallego. Quienes preferimos hablar español pedimos respeto a nuestra forma de pronunciar y de decir los topónimos cuando hablamos en nuestra lengua. Nos parece bien que en los libros de Ciencias Sociales y en los mapas en gallego se cambie Jaén por Xaén, Gijón, por Xixón, Getafe por Xetafe, o Guadalajara por Guadalaxara, pero pedimos el mismo respeto para usar nosotros una toponimia en español, que en la mayoría de los casos es mucho más antigua y está más documentada que los topónimos mencionados.

Por último, permítame señalar que las formas verbales utilizadas en el estribillo son incorrectas. en gallego “se ti quixeras, se ti me deixaras” deberían ser “se ti quixeses, se ti me deisaxes” ya que se trata de una oración en subjuntivo. Para que lo vea usted más claro, si lo tradujésemos al español la canción diría: si tú me habías querido, si tú me habías dejado”, acaba su carta Gloria Lago.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable