Galicia

La fabricación de la vacuna Sputnik V en España se paraliza

La biofarmacéutica gallega Zendal no empezará con la producción por el momento

Ancianos y trabajadores sanitarios en las trincheras, primeros receptores de la vacuna en Europa
photo_camera Ancianos y trabajadores sanitarios en las trincheras, primeros receptores de la vacuna en Europa

La biofarmacéutica gallega Zendal comenzó a negociar, junto al grupo de inversión IberAtlantic (Vigo), con el Fondo Ruso de Inversión Directa la producción de la vacuna Sputnik V en España en marzo.

Hace escasos días, La Voz de Galicia publicaba que el CEO de IberAtlantic, Pedro Mouriño, quien además es cónsul honorario de Rusia en Galicia, habría cerrado el acuerdo para la producción masiva de las dosis y de haberse autorizado la vacuna en la Unión Europea se habría comenzado a producir en otoño.

Sin embargo, el Grupo Zendal asegura a Confidencial Digital que no se ha cerrado, por el momento, ninguna negociación y acuerdo por ambas partes.

“Podría haber dejado millones de euros”

Mouriñó aseguró que de haberse aprobado la vacuna por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) “se habría culminado la fase de transferencia tecnológica y científica y se habría empezado a producir en otoño”.

El cónsul honorario de Rusia alega presiones de farmacéuticas europeas para explicar la lentitud en la tramitación de la Sputnik V.

Además, defiende que la producción de la vacuna rusa habría dejado millones de euros en Galicia y en España. “Habría sido el contrato más grande de Rusia aquí”.

Mouriño tambiés es conocido por intermediar con la Comunidad de Madrid para vender la vacuna Sputnik V. Confirmó que también mantuvo conversaciones con otras autonomías, pero no con Galicia.

La EMA retasa la aprobación de la Sputnik por falta de datos

Como ya adelantamos en estas páginas, la vacuna rusa contra el coronavirus no obtendrá la aprobación europea, al menos, hasta después del verano.

En marzo inició la EMA la revisión continua de la vacuna y en abril comenzaron las investigaciones en Moscú para asegurar que la fabricación y el testeo de las dosis cumplen con los estándares de la Unión.

Sin embargo, la falta de datos clínicos retrasa la aprobación europea de la Sputnik V anunciada por el Gobierno ruso para el pasado mes de julio.

Según informa una fuente próxima al regulador, los datos clínicos están “incompletos” y el Instituto Gamaleya de Moscú “apenas ofrece datos de fabricación”.

Ante el primer informe emitido por la EMA, en el que aparece dicha falta de datos, el fondo de inversión que comercializa las dosis respondió que el documento contenía “declaraciones falsas e inexactas obtenidas de forma anónima”.

Además, sugirió que la Sputnik V está siendo atacada por el lobby farmacéutico occidental.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?