Galicia

El hundimiento del pesquero gallego en Terranova tendrá una recreación en el canal de olas del INTA

La investigación pretende recrear una embarcación lo más grande posible para simular el accidente con la máxima precisión

El 15 de febrero el pesquero gallego Villa de Pitanxo sufrió un accidente en Terranova (Canadá). De los 24 tripulantes, solo 3 de ellos sobrevivieron y se recuperaron únicamente 9 cadáveres. Los otros 12 siguen desaparecidos, aunque ya ha sido certificada su muerte. Uno de los supervivientes fue Juan Padín, patrón del buque. El barco español emitió dos alertas a las 5.24 horas del día del accidente y aunque desde Madrid se intentó contactar con ellos, fue imposible.

El pesquero se construyó en 2004 y tenía una dimensiones de 50 metros de largo, 10 metros de ancho y 825 de arqueo. Su capacidad de carga era de 1.120 toneladas. Desarrollaba sus labores de pesca en una zona compleja de navegar, pues concentra más de 40.000 icebergs y la temperatura en aquella época del año no llegaba ni a un grado. Esto hizo que desde el principio se advirtiese de que sería difícil localizar a un gran número de supervivientes. 

Recrear el hundimiento

Actualmente, la investigación para esclarecer este accidente sigue abierta. El siguiente paso que se va a llevar a cabo es recrear el hundimiento. La Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (CIAIM) es quien está gestionando el asunto. Sin embargo, por falta de medios, será el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) quien realice esta simulación.

El Secretario de la CIAM cree necesario un estudio real del comportamiento del mar con un modelo del buque que naufragó. Esto podría servir para conocer con certeza las causas del accidente. A la hora de recrear el hundimiento se utilizará un modelo lo más similar posible en tamaño al buque original y se introducirá en una canal de olas de grandes dimensiones. El presupuesto total para ello es de 74.721 '80 euros. 

Se llevarán a cabo varias pruebas, teniendo en cuenta distintas posibilidades, como dos puntos de inundación distintos, con el buque navegando, con el motor parado…Se evaluará la capacidad de supervivencia que tenía el barco y el tiempo que tarda en producirse la inundación. Todas estas investigaciones realizadas en el INTA se llevarán a cabo bajo una estricta confidencialidad y solo podrán comunicarse los resultados al CIAIM. 

El patrón del barco ante la Audiencia Nacional

En junio comparecieron en la Audiencia Nacional los tres supervivientes del naufragio. Entre ellos está el patrón del buque, que se presentó ante el juez como investigado por 21 homicidios imprudentes y delitos contra los trabajadores. Los otros dos marineros acuden al juzgado únicamente en calidad de testigos. cabe mencionar que uno de ellos es sobrino del investigado.

El patrón y la empresa dueña del barco defienden que la causa del accidente fue una parada repentina del motor. Sin embargo, el testigo que no guarda parentesco con el patrón dice que antes de que se parase el motor, las maquinillas que sujetan las redes se habían atascado, pues iban cargadas después de un buen día de pesca. Esto provocó que el buque se escorase. Según relata el testigo, la tripulación pidió a gritos que se soltasen las redes, lo que el patrón no hizo. 

También declara el testigo que tanto el investigado como su sobrino tenían puestos los trajes de supervivencia incluso antes de que se diera la orden de hacerlo al resto de marineros. Este testimonio, además de la velocidad a la que viajaba la naviera, hacen que la versión sobre el hundimiento que ha dado el patrón no termine de cuadrar al juez. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?