Galicia

El plan de austeridad impulsado por Feijóo para paliar la deuda de 2.000 millones que dejó el bipartito está amenazado. La subida del IVA es incompatible con su rebaja de impuestos

Al llegar al Gobierno de la Xunta, el equipo de Feijóo se encontró con un desfase de 2.000 millones de euros fruto de los gastos que protagonizó el ejecutivo de Emilio Pérez Touriño. El plan de austeridad diseñado para tapar ese 'agujero' está amenazado por la subida del IVA impuesta por Zapatero. "Después de catorce meses ahorrando el gasto de la gente para fomentar el consumo, llega el Gobierno central y echa todo el esfuerzo a la basura". Estas palabras pertenecen a una voz autorizada del Gobierno gallego. Esta misma fuente, consultada por El Confidencial Autonómico, afirma: "Las cuentas heredadas del bipartito eran tan negativas que nosotros no partimos de cero, sino de menos diez. El anterior equipo al frente de la Xunta había emprendido proyectos costosos que comprometían el presupuesto para los próximos catorce años". Por este motivo, fue necesario un plan de austeridad, que se sustentaba en tres pilares básicos: --Reducción de consejerías y de organismos públicos. --Retrasar o paralizar varias iniciativas, como determinadas obras públicas o la implantación de la Ley de Dependencia. --Fomentar la regeneración económica a través del consumo. Para este último punto "decidimos emprender una reducción de impuestos sin precedentes. Eliminamos el impuesto de compra-venta de viviendas o concedimos más becas universitarias". Desde la Xunta consideran que, ahora, la subida del IVA "puede frenar la buena inercia que estaban adquiriendo los gallegos, que poco a poco iban reactivando la economía regional".

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?