Galicia

La fusión voluntaria de ‘concellos’ agita Galicia. La Xunta planea dos procesos: A Coruña reconoce que están estudiando uniones y la Diputación de Ourense se declara ‘en rebeldía’

La Xunta de Galicia lleva varios meses trabajando en el diseño de una nueva configuración municipal para reducir el número de 'concellos' a través de fusiones en las provincias de A Coruña y Ourense. El pasado junio se produjo la unión entre Oza dos Ríos y Cesuras, en tierras coruñesas, y se contempla que haya más. Sin embargo, el presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, se opone a que se lleve a cabo un proceso similar en su demarcación.

“Es un proceso voluntario, nadie está obligado a fusionarse”. Así explican fuentes de la Xunta de Galicia a El Confidencial Autonómico el proceso de unión de ‘concellos’ en el que están trabajando en los últimos meses. “En Oza y Cesuras ha funcionado muy bien”, comentan.

Estos dos ‘concellos’ coruñeses se fusionaron a comienzos del pasado junio: juntos superan los 5.000 habitantes y la suya fue la primera unión municipal que se consumó en Galicia desde finales de los años 60.

Fuentes ‘populares’ se refieren al proceso como “una nueva forma de municipalismo”. Ya mostraron su interés en rediseñar el mapa en su último programa electoral, ligada a lo que denominaron “una vocación de permanencia” de los municipios.

Si todo sale de acuerdo a la ‘hoja de ruta’ del presidente Núñez Feijóo, habrá al menos otros dos procesos más. En unos casos, se ha pensado en la agrupación de ‘concellos’ pequeños, y en otros, la adhesión de los municipios ‘satélites’ a la metrópoli más cercana.

Ventajas e inconvenientes

En el caso de Ourense, la consellería de Presidencia tendrá que enfrentarse a una dura oposición interna: su mayor ‘problema’ es José Manuel Baltar, opuesto a las fusiones por una cuestión “identitaria”, según ha declarado. En Galicia hay más de 300 ‘concellos’ –314 tras la fusión ya mencionada– y dos tercios de ellos están por debajo de los 5.000 habitantes.

¿Qué ventajas presenta la fusión para los municipios que transijan? La principal es que se les dará preferencia a la hora de recibir determinadas subvenciones durante diez años. Esto ayudará a que se cumpla una de las condiciones de la Xunta: que los ‘nuevos’ municipios sean sostenibles financieramente.

Además, no tendrán que prestar los servicios mínimos que se calculen adecuados por un posible aumento de población durante los cinco primeros años ‘en común’. Desde la Xunta resaltan que es imprescindible la “buena disposición” de los ‘concellos’: el convenio debe aprobarse por mayoría simple en cada uno de los plenos.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable