Galicia

La ley juega en contra de los planes del presidente de la Xunta

Feijóo frenará el adelanto electoral si se repiten las elecciones

No quiere hacer coincidir ambos procesos porque perjudicaría al PP regional. Si no se disuelven las Cortes, sí ve factible celebrar comicios autonómicos antes de verano

Alberto Núñez Feijóo ya es, oficialmente, candidato del PP a la Xunta de Galicia. El actual presidente autonómico sabe que tendrá difícil repetir la mayoría absoluta obtenida en 2012 y, por eso, manejaba la posibilidad de adelantar las elecciones autonómicas. No obstante, unas nuevas generales harían imposible esa opción.

Tal y como se contó en estas páginas, el PP gallego, y el propio Núñez Feijóo, tenían en mente, antes de la confirmación del dirigente autonómico como candidato, que éste volviera a ser cabeza de lista del partido en unos comicios que podían adelantarse a antes del verano.

El presidente de la Xunta y su equipo buscaban así coger por sorpresa al resto de partidos, que están pasando por serias dificultades en Galicia: el PSOE sin candidato y con una gestora; Podemos dividido entre los que quieren pactar con Beiras y los que no; y Ciudadanos sin apenas infraestructura en la región.

No obstante, según explican a El Confidencial Digital fuentes muy próximas al dirigente gallego, ese posible adelanto depende de que, a nivel nacional, se forme gobierno antes del 2 de mayo. Si para entonces no hay nuevo ejecutivo, se disolverán las Cortes y se celebrarán elecciones generales para el 26 de junio. Una convocatoria que impediría modificar el calendario electoral en Galicia.

La ley electoral lo impide

Las fuentes del PP gallego consultadas por este diario explican que, con la Ley Electoral en la mano, “no podemos convocar las elecciones ni antes ni después de las generales”, ya que entre un proceso electoral y otro deben pasar un mínimo de seis semanas.

De esta forma, de celebrarse de nuevo elecciones generales, Feijóo podía convocar las gallegas ya para el mes de agosto, una posibilidad que se descarta totalmente, al ser éste un mes estival, por lo que los comicios autonómicos se celebrarían ya en octubre, cuando corresponden.

Así las cosas, lo que tiene claro Alberto Núñez Feijóo es que solo podrá haber adelanto electoral si no se celebran elecciones generales. El presidente gallego, además, descarta hacer coincidir ambos procesos, ya que eso perjudicaría al partido en la región: en unas autonómicas, el PP obtendría el 44% de los votos, mientras que en unas generales se quedaría en el 33%.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes