Extremadura

Los extremeños solicitan una banca pública

Exigen al gobierno regional que no abandone al mundo rural

Cáceres.
photo_camera Cáceres.

En estos últimos años se ha visto como las grandes entidades bancarias no satisfechas con las millonarias ayudas y subvenciones recibidas gratuitamente del Estado, que aún no han devuelto, siguen con el afán de incrementar sus ganancias a costa de la población. De este modo, "abandonan el mundo rural, despiden a sus empleados y cierran sus oficinas bancarias", asegura la plataforma. 

En la región, este estado de cosas ha obligado a la Diputación a abrir cajeros manejados por una entidad bancaria privada de la región, pero costeados por la administración pública con un presupuesto de varios millones de euros. 

La no existencia de ninguna Banca Pública, la desaparición de las Cajas de Ahorro y quedar un grupo mínimo de entidades bancarias privadas ha provocado que muchas personas mayores encuentren muchas dificultades para la utilización de los cajeros y la aplicación de ciertos trámites que dificultan el acceso a sus cuentas.

Con el lema: "La Extremadura que merecemos", la plataforma "progresista" EXTREMADURA DIGNA, exigen al gobierno regional la puesta en marcha de una Banca Pública de ámbito regional que evite los problemas indicados que tienen las personas mayores, que anule todo tipo de comisiones y descubiertos, y que sea un pilar básico de apoyo a todas las iniciativas de los sectores laborales de la región extremeña.

Por otro lado, han querido expresar su apoyo a los trabajadores y trabajadoras ya que están luchando porque Correos sea una entidad pública que mantenga su plena actividad en nuestras localidades, y denunciar el desmantelamiento que se está realizando de la empresa pública estatal Correos con la supresión y el recorte en la contratación de puestos de trabajo.

Problemas sociales 

Una organización abierta al debate político y a la participación de "todas aquellas personas que consideran que hay que hacer frente a los problemas actuales que agobian a las clases trabajadoras y especialmente a los sectores más desfavorecidos de la sociedad extremeña".

Consideran que para generar fuerzas capaces de "cambiar la dirección de las políticas públicas" que se aplican en Extremadura hay que "iniciar procesos que agrupen y unan a personas que se identifiquen con valores sociales progresistas".

Y es que, según indican en una nota de prensa, el panorama político extremeño es "desolador", al "carecer de organizaciones que puedan ofrecer alternativas eficaces" para la transformación social y el desarrollo económico de Extremadura.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable