Extremadura

El juicio contra la alcaldesa de Plasencia abre un cisma en el PSOE extremeño. Ibarra la defiende y Fernández Vara quiere desprenderse de ella por su imputación

Presidente y ex presidente lideran dos tendencias totalmente enfrentadas en el PSOE extremeño sobre cómo actuar ante la imputación de la alcaldesa de Plasencia: Fernández Vara la quiere fuera del partido e Ibarra la apoya públicamente. El pasado jueves, 9 de diciembre, el Juzgado de Primera Instancia de Plasencia envió una citación a la alcaldesa de la ciudad, Elia María Blanco, en la que se le citaba a declarar el 14 de enero por un delito de malversación de caudales públicos. Las reacciones no se hicieron esperar y Guillermo Fernández Vara se mostró tajante sobre este asunto, pese a mostrar su "confianza personal" en la edil: "En el caso de que el juez siga adelante abriendo juicio oral, aquellos que mantengan la imputación deberán causar baja en el partido y en el caso de resultar condenados, el partido les retiraría la confianza". Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la intención del presidente de Extremadura es retirar de la militancia a todo aquel que tenga asuntos pendientes con la Justicia. Por este motivo, le han molestado especialmente los mensajes de apoyo que Blanco ha recibido por parte de Juan Carlos Rodríguez Ibarra. El martes, el predecesor de Vara decidió viajar, sin previo aviso, a Plasencia para pedir públicamente a la dirección del PSOE extremeño que mantenga en su cargo a la alcaldesa, con la que guarda una buena amistad: la visita del ex dirigente socialista se produjo sólo dos semanas después de que la edil decidiera poner el nombre de Ibarra al Palacio de Congresos de la Ciudad -amplíe aquí esta información-. Las fuentes consultadas por este diario aseguran que éste no es el primer desplante que Fernández Vara recibe de Rodríguez Ibarra: Hace unos días, Juan Carlos dio plantón a Guillermo en la presentación de la candidatura socialista en Mérida, cuando su presencia se había anunciado a bombo y platillo". Estas mismas fuentes añaden que la relación entre ambos barones del PSOE extremeño "se ha enfriado" en los últimos tiempos, debido a la política de acercamiento al PP protagonizada por Vara para sacar adelante la reforma del Estatuto de Extremadura y del sistema educativo: "Ibarra jamás hubiese tomado ese camino y se lo quiere hacer pagar al presidente".

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes