Extremadura

Fernández Vara admite que la Guardia Civil detuvo el coche en el que viajaba fue detenido por exceso de velocidad. La multa recaerá sobre el conductor

El presidente de Extremadura, Gulliermo Fernández Vara, ha reconocido que el lunes su coche oficial fue detenido por la Guardia Civil cuando conducía a 180 kilómetros por hora. El dirigente pide perdón públicamente. La noticia que hoy publica este diario ha corrido como la espuma entre periodistas y políticos extremeños. Tal ha sido la expectación que ha levantado la información que la Delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira Santana, se ha visto obligada a dar una versión oficial de los hechos" Agentes de Guardia Civil de Cáceres detuvieron a uno de los coches que escoltaban al dirigente autonómico, aunque no en el que él viajaba". Estas declaraciones eran desmentidas, minutos después, por el propio Guillermo Fernández Vara: "El coche que mandaron detener los guardias civiles era en el que yo viajaba". El socialista ha hablado con el conductor, al que ha defendido: "El que conducía era él pero la responsabilidad es mía y la asumo" Fuentes de la Benemérita consultadas por ECA califican de "estratégica" la posición del Gobierno autonómico sobre este asunto: "Todos los escoltas de líderes políticos son Guardias Civiles, y la Junta pretende aparentar que los agentes no pusieron multa el lunes por compadreo. Además, señalando directamente al conductor, evitan una sanción a la administración".

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable