Estado Autonómico

Serbia agradece a España que no reconozca la independencia de Kósovo

Ambos países coinciden en saber bien "qué es el mal del separatismo", señala el ministro de interior serbio en referencia al nacionalismo vasco y catalán

EuropaPress_3850061_ministro_interior_fernando_grande-marlaska_homologo_serbio_aleksandar_vulin
photo_camera El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska y su homólogo serbio, Aleksandar Vulin

El ministro del Interior de Serbia, Aleksandar Vulin, ha agradecido expresamente a España, en una comparecencia conjunta con Fernando Grande-Marlaska, que no reconozca la independencia de Kosovo y ha señalado, en relación a este asunto, que ambos países coinciden en saber "qué es el mal del separatismo", en referencia velada al independentismo vasco y catalán.

Así se ha expresado el dirigente serbio tras reunirse con Marlaska en el Ministerio del Interior. Desde allí, el representante del Gobierno de Serbia ha agradecido a España su "actitud firme" en el "falso Estado de Kosovo": "La voz de España es muy importante para nosotros".

"España y Serbia son dos países alejados por muchas cosas, pero en una cosa estamos de acuerdo y somos iguales: sabemos qué es el mal del separatismo y sabemos que solo el respeto al derecho internacional puede garantizar una paz duradera", ha proclamado el ministro serbio.

Asimismo, al ser preguntado sobre si está de acuerdo con algún referéndum de autodeterminación, Vulin ha declarado que la OTAN "atacó en el año 1999" a su país soberano y, según ha defendido, "nadie preguntó por ningún referéndum". "Simplemente nos bombardearon", ha lamentado.

"A pesar de lo grandes y fuertes que son todos aquellos que piensan que tenemos que abandonar la lucha por el derecho internacional y la integridad de la República de Serbia, nosotros acataremos el derecho internacional y nuestro derecho a subsistir dentro de las fronteras", ha sentenciado el ministro de Serbia sin hacer una referencia explícita a Cataluña y el País Vasco.

Cinco países de la UE no lo reconocen

El reconocimiento internacional de Kosovo se produce tras la declaración de independencia de Kosovo de Serbia, que se promulgó el domingo 17 de febrero de 2008 por la Asamblea de Kosovo por unanimidad, pero en el que no estuvieron los 11 representantes de la minoría serbia, que boicotearon el proceso porque se realizó de manera unilateral.

La reacción internacional fue dispar y la comunidad mundial continúa dividida sobre la cuestión. Hasta septiembre de 2020, 113 estados miembros de las Naciones Unidas han reconocido a la República de Kosovo como un estado independiente. También lo han hecho otros cuatro estados o entidades soberanas que no son miembros de la ONU. Sin embargo, hasta marzo de 2020, 15 estados miembros de la ONU habían retirado el reconocimiento de la República de Kosovo.​

23 de los 28 países de la UE, además de potencias como Estados Unidos, reconocen su independencia, aunque Serbia sigue considerando al territorio la provincia autónoma de Kosovo y Metojia. Los cinco restantes, Eslovaquia, Grecia, España, Rumanía y Chipre, se niegan a dar su reconocimiento internacional a Kosovo. 

La idea de fondo que mueva a España en este terreno es la negativa a reconocer cualquier proceso unilateral de independencia a nivel internacional, dado el impacto podría tener luego dentro de nuestras fronteras, especialmente en Cataluña y el País Vasco.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?