Estado Autonómico

Renfe carece de trenes y maquinistas para afrontar la avalancha de viajeros que se producirá por la gratuidad de los Cercanías

Directivos de la compañía han advertido al Gobierno de que la medida pone al operador “al borde del colapso”: faltarán plazas, vagones abarrotados, cancelación de servicios…

Renfe Cercanías.
photo_camera Renfe Cercanías.

Los viajes gratis en Cercanías ponen a Renfe “al borde de colapso”. Pese a que la empresa ha prometido “medidas complementarias”, algunos directivos han advertido en privado al Gobierno de que el operador “no tiene trenes ni maquinistas” para afrontar la avalancha de viajeros que, según dan por hecho, se producirá a partir de septiembre.

Pedro Sánchez anticipó en el Debate sobre el Estado de la Nación que se bonificarán al 100% los abonos de Cercanías, Rodalies y Media Distancia entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre.

Es una medida que beneficiará a millones de viajeros, pero que también amenaza con llevar al caos estos servicios de transporte. Según los cálculos del Gobierno, la gratuidad beneficiará a 75 millones de viajes y tendrá un impacto económico de entre 200 y 500 millones de euros. 

La cifra, no obstante, no está cuantificada del todo, precisamente porque el Ejecutivo reconoce que habrá un incremento de pasajeros que puede modificar esa factura.

Renfe, “al borde del colapso”

El Ministerio de Transportes ha fijado el marco legal para no provocar distorsiones económicas en Renfe con la medida. El operador liquidará estas bonificaciones aplicadas en el primer cuatrimestre de 2023, tras emitir al Gobierno un certificado de la reducción de ingresos ocasionado por la aplicación del descuento. 

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes internas de la compañía, directivos de Renfe han advertido al Gobierno de que la gratuidad pone a la compañía “al borde del colapso”. Le han alertado de que faltarán plazas, se darán situaciones de vagones abarrotados, de cancelación de servicios…

Han asegurado también que no es posible ampliar la oferta, principalmente por la “incapacidad logística” de sumar nuevos trenes en tan corto plazo de tiempo, de apenas mes y medio, ni tampoco de incorporar más maquinistas. 

Un aumento de la demanda del 30%

Directivos de Renfe no pasan por alto que los Cercanías llevan meses soportando una gran presión en las horas puntas del día. Distintas fuentes del sector ferroviario explican a ECD que el servicio se encuentra “desbordado”, y auguran un “auténtico caos” cuando pase a ser gratis y, con ello, la demanda se incremente aún más. 

Pese a que no hay precedentes en España, sí existen casos en Europa para este tipo de medidas de gratis total. Uno de ellos se dio en Tallín (Estonia), donde en 2017 se introdujo la tarifa cero para todos los ciudadanos. El efecto principal fue un boom de la demanda, cuantificada en un 30%, en los tres meses posteriores a la aplicación de la medida. 

50 trenes cancelados en cinco días

Fuentes sindicales advierten de que la situación de colapso ya se ha alcanzado en algunos puntos de la red de Cercanías del país, antes incluso de la puesta en marcha de la bonificación a la vuelta del verano.

Los usuarios de los trenes de Cercanías de Vizcaya se han enterado en la última semana de que se han quedado sin transporte con solo unas horas de antelación. Renfe ha suspendido, según los sindicatos, casi 50 trenes de Cercanías en cinco días. La compañía asegura que han sido 35.

Por el Covid

Renfe achaca estas cancelaciones a que no dispone de maquinistas suficientes, ya que muchos están de baja laboral contagiados de coronavirus. Es una versión de la que discrepan los sindicatos, que denuncian que la falta de personal se repite cada verano y que el problema se está cronificando porque “las jubilaciones de los maquinistas no se cubren”.

Casi un millón de viajeros se desplazan al mes en los trenes de las tres líneas que enlazan Orduña, Muskiz y Santurtzi con Bilbao. 

Ante la cascada de críticas y quejas que está recibiendo de los viajeros de Cercanías Vizcaya, Renfe ha admitido que la alta incidencia de bajas laborales les ha abocado a esta suspensión, pero insiste en que se trata de un número insignificante, teniendo en cuenta que a la semana se fletan 2.040 trenes.

El Gobierno se niega a facilitar datos

La negativa del Gobierno central y de Renfe a facilitar datos mantiene las dudas sobre el número real de cancelaciones de viajes que se están produciendo en todo el país, en un sistema de transporte sostenible y clave para vertebrar las provincias, como son los Cercanías. 

El Ejecutivo ha llegado a ocultar la cifra de Cercanías cancelados para no perjudicar a Renfe. Considera que las cifras son “información privilegiada”, que el acceso a ellas podría comprometer la posición del operador ante futuras licitaciones, y cree que podría usarse negativamente. Defiende así que “debe prevalecer el secreto comercial”.

En las escasas ocasiones en que la empresa pública ha ofrecido alguna cifra, circunscrita a un periodo de tiempo muy concreto, los números difieren notablemente de los ofrecidos por los representantes de los trabajadores.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?