Estado Autonómico

El PP elabora un plan para que Feijoo se enfrente a Sánchez en el Debate del Estado de la Nación: nombrarle presidente del grupo parlamentario

Argumentará a Meritxell Batet que siendo senador se convierte en “miembro de las Cortes Generales” y puede “responder a un miembro del Gobierno” en un pleno que no sea de control

Alberto Núñez Feijóo en una foto de archivo.
photo_camera Alberto Núñez Feijóo en una foto de archivo.

El Partido Popular no se da por vencido ante la ausencia de Alberto Núñez Feijóo en el Congreso de los Diputados, donde no tiene acta de parlamentario, y ha encargado informes jurídicos a letrados donde se argumenta que el líder del PP pueda participar en el Debate del Estado de la Nación frente a Pedro Sánchez.

De entrada, el jefe de la oposición no podría ser el que se enfrente al presidente del Gobierno en ese relevante debate, puesto que no es diputado.

Feijóo se convertirá en senador

No ser diputado constituye un serio obstáculo que va tener que afrontar el nuevo líder popular para llegar a la opinión pública de manera continuada y firme. En el PP dan por hecho desde hace semanas que Feijóo intentará paliar esa carencia recurriendo al Senado. 

La vía será convertirse en senador por designación autonómica, y a partir de ahí intentar debatir con Pedro Sánchez en la Cámara Alta, aprovechando por ejemplo, la sesión de control que se celebra en el Senado los martes por la tarde.

Debates sin apenas repercusión

Sin embargo, la realidad es que la repercusión de esos debates es prácticamente nula, por las circunstancias del Senado, una cámara poco relevante, pero también, y no es pequeño asunto, porque se celebran por la tarde. 

Las sesiones de control en el Congreso tienen lugar los miércoles por la mañana, a primera hora, y cuando todas las televisiones están emitiendo espacios informativos y tertulias políticas, lo que les otorga un mayor seguimiento por parte de los ciudadanos.

Debate del Estado de la Nación en junio

Una de las citas parlamentarias pendientes es la convocatoria del Debate sobre el Estado de la Nación. Pedro Sánchez lleva tres años sin convocar ese pleno en el Congreso, y de hecho nunca se ha sometido a ninguno, pese a que se le venía reclamando ya con insistencia desde el PP de Pablo Casado. 

El presidente confirmó hace unos días, en una entrevista con Susanna Griso en Espejo Público (Antena 3), que se celebrará “entre mayo y junio”.

Tal y cómo se contó en ECD, Sánchez se negaba hace unos meses a que pudieran acusarle de “ventajista” por aprovecharse de la situación de debilidad de un PP descabezado tras la salida de Casado, y tomó la decisión de aplazar esta relevante sesión, además de comprometerse a no adelantar las elecciones generales.

Nombrado presidente del grupo parlamentario

Ahora, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes próximas a Génova, el PP tiene un plan para que Alberto Núñez Feijóo se enfrente a Pedro Sánchez en el Debate sobre el Estado de la Nación: nombrarle presidente del grupo parlamentario.

No está claro que el Reglamento lo permita, pero el PP lo está intentando y ya tiene los informes necesarios, que está coordinando la secretaria general, Cuca Gamarra, que permitan abrir la puerta a esa posibilidad.

Tras convertirse en senador por el Parlamento de Galicia, la estrategia es nombrar a Feijóo presidente del grupo parlamentario del PP, lo que -según sus informes- le convierte en miembro de las Cortes Generales.

Esa condición debe permitirle plantar cara a Sánchez en los debates más importantes del Congreso y “responder a un miembro del Gobierno”, en este caso al presidente, según la interpretación que el equipo jurídico del PP hace del reglamento del Congreso.

El reglamento no exige ser diputado

Defienden que, en el caso del Debate sobre el Estado de la Nación, el artículo 196 del reglamento de la Cámara Baja fija expresamente la obligación de que el uso de la palabra recaerá “por tiempo máximo de quince minutos en un representante de cada grupo parlamentario”.

En Génova insisten en que el reglamento habla de “representante de grupo parlamentario y no de diputados”

Por ello, se ha solicitado desde el PP un informe a los letrados del Congreso al objeto de conocer si Feijóo podría participar en ese Pleno si es nombrado presidente del grupo parlamentario, tanto en el Congreso como en el Senado. 

En el equipo del líder de la oposición considera que esta circunstancia debe permitir su intervención. Y aseguran, además, que los plazos marcados por Sánchez facilitan el procedimiento. Feijóo dispone de tiempo suficiente para tomar posesión del acta de senador en mayo, tras dimitir como presidente de la Xunta de Galicia, y solicitar autorización al Congreso.

El permiso de Meritxell Batet

En su condición de senador, y como presidente del grupo parlamentario, el nuevo líder del PP solicitará a la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, dar la réplica a Pedro Sánchez en el Debate del Estado de la Nación, según confirman a Confidencial Digital en el entorno más próximo a Núñez Feijóo.

El único precedente está en el fallido intento de Antonio Hernández Mancha, que siendo senador solicitó tener un careo en el Congreso con el entonces presidente, Felipe González. La Mesa del Congreso no se lo autorizó, ante lo cual optó por presentar una moción de censura que lo sepultó políticamente. 

Venderá que Sánchez “tiene miedo”

Feijóo sondeará las opciones para no dar un paso en falso. Asume que la estrategia tiene sus riesgos, aunque también serviría para dejar en evidencia a Sánchez si la Mesa del Congreso, con mayoría del PSOE y sus socios, rechaza la petición. 

Consideran que, si no se le permite un debate con el presidente del Gobierno, el mensaje que se lanzará a la sociedad es que el presidente “tiene miedo”. Y el líder del PP venderá que lo ha intentado pero le han bloqueado.

No se descarta una negociación política

En Génova no descartan que la participación de Feijóo en el Debate del Estado de la Nación pueda formar parte de una negociación política con Moncloa a cambio de “gestos” de apoyo del PP al Gobierno, como la renovación del CGPJ o la aprobación del plan anticrisis, que garanticen la estabilidad de lo que queda de legislatura.

En ese escenario, reconocen incluso en el PSOE que Sánchez estaría dispuesto a forzar al máximo el reglamento del Congreso, y que Batet se alinearía con Presidencia para dejar intervenir al líder de la oposición.

No podrá participar en la sesión de control 

En cambio, según las fuentes consultadas por ECD, Feijóo sí cuenta ya con que no podrá participar en las sesiones de control al Gobierno de los miércoles en el Congreso. La interpelación al presidente quedará en manos por ahora de la actual portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra.

No excluye poder intervenir en el Debate sobre el Estado de la Nación e incluso en el de Presupuestos. Y también en los plenos sobre los Consejos Europeos y en los últimos monográficos sobre la guerra de Ucrania.

En el PP recuerdan que el despacho en el Congreso de los Diputados para el jefe de la oposición le corresponde a Feijóo y podría ocuparlo, ya que es un espacio para el grupo parlamentario principal de la oposición, del que él es el presidente.

No ha designado interlocutor con el Gobierno

Centrado con su equipo en esta estrategia, Núñez Feijóo todavía no ha designado a la persona que negociará con el Gobierno la renovación del Consejo General del Poder Judicial, cuyo mandato va camino de sumar el cuarto año caducado. Una circunstancia de la que se quejaba en privado hace unos días el ministro de la Presidencia, e interlocutor del Ejecutivo, Félix Bolaños.

Pese a que el líder del PP se comprometió hace dos semanas con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a retomar las conversaciones para poner fin a la anomalía constitucional, en Génova responden que aún les llevará “unos días” decidir quién será el interlocutor con el Ejecutivo.

En las filas del PP apuntan que ese papel podría recaer en el vicesecretario de Institucional, Esteban González Pons, o en la secretaria general, Cuca Gamarra.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?