Estado Autonómico

País Vasco, Galicia y Castilla y León, también bajo sospecha por sus trenes: Renfe revisa los contratos para confirmar que caben por los túneles

El encargo a CAF se realizó a la vez que el de Asturias y Cantabria. El Gobierno asume ahora que los costes aumentarán un 30%

Tren de Cercanías de Cantabria en la estación de Renfe-Feve de Santander.
photo_camera Tren de Cercanías de Cantabria en la estación de Renfe-Feve de Santander.
  1. El encargo se realizó a la vez
  2. Renfe revisa los contratos
  3. Quejas de otras autonomías
  4. Una red más moderna
  5. Aumentarán los costes un 30%
 Trenes de Asturias y Cantabria.
Trenes de Asturias y Cantabria.

La “chapuza” de los trenes de Asturias y Cantabria no es la única que inquieta en el Gobierno. El Ministerio de Transportes sabe que el encargo a CAF de los nuevos convoyes de Ancho Métrico, lo que era la antigua Feve, incluye también unidades que deberán entrar en funcionamiento en 2024 en más territorios de la cornisa cantábrica.

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los trabajos, los trenes para el servicio de Cercanías y Media Distancia en País Vasco, Galicia y Castilla y León se encuentran también ahora bajo sospecha del Ministerio de Transportes.

El equipo de la ministra Raquel Sánchez ha dado orden a la nueva cúpula de Renfe de revisar de urgencia los contratos para confirmar que podrán circular sin problemas por los túneles de estas tres autonomías para evitar un nuevo escándalo político.

La dimisión de la responsable de Transportes se ha descartado esta vez porque, según reconocen fuentes del propio Ministerio, se enteró de la “chapuza” al mismo tiempo que la opinión pública.

El encargo se realizó a la vez

Ahora, según las fuentes consultadas por ECD, las alarmas han vuelto a saltar en el Ministerio tras constatar que el encargo de la fabricación de los nuevos de trenes de ancho métrico para las redes de Cercanías de varias comunidades del norte de España (País Vasco, Galicia y Castilla y León) se realizó a la vez que los de Asturias y Cantabria.

En total, son 280 nuevos trenes de Cercanías, que deberían empezar a llegar en 2024. Cada uno de ellos ofrecerá una capacidad de al menos 900 plazas, lo que supone un 20% más que los actuales Civia. 

Este contrato incluye además seis nuevos trenes Alpinos destinados a nutrir la línea C-9 de Cercanías de Madrid con el objetivo de conectar la localidad de Cercedilla con el Puerto de Cotos.

Renfe revisa los contratos

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que Renfe ha dado instrucciones para diseñar la sección de los nuevos trenes de Ancho Métrico, lo que era la antigua Feve, a partir de las medidas de los modelos que actualmente circulan por la red de los territorios de la cornisa cantábrica.

Busca que no haya posibilidad de error en los trenes para el resto de autonomías del norte del país, y se reduzca la demora de la fabricación de los nuevos convoyes lo máximo posible, en el caso de Asturias y Cantabria.

Quejas de otras autonomías

Se ha estimado que los primeros trenes para estas dos últimas autonomías no estarán listos hasta 2026, por esta anomalía, con dos años de retraso sobre los planes iniciales. Transportes ha recogido el guante de las exigencias de los presidentes de Asturias y Cantabria y ha anunciado que los servicios de Cercanías en ambas comunidades prorrogarán su gratuidad hasta la entrega de los trenes.

El Gobierno aprobó los bonos gratuitos para los servicios de Cercanías de toda España hasta finales de este año. En el Ministerio dan por hecho que la excepción cántabra y asturiana abrirá a buen seguro una guerra de reivindicaciones de otras comunidades para exigir el mismo trato. Pero tiene en cuenta que la exigencia será mucho mayor en el caso de que se vean afectadas por algún retraso, algo que va a tratar de evitar a toda costa.

Incluso no se descarta que algunas autonomías planteen un recurso ante el Tribunal Constitucional si no se equipara la medida. Además, el Ejecutivo central se ha comprometido a aumentar en siete trenes el pedido original de 31 unidades para Asturias y Cantabria, como compensación añadida por el retraso.

Una red más moderna

Hay que tener en cuenta que los trenes de Cercanías son los encargados de facilitar los transportes diarios a miles de personas en toda España, por lo que un importante número de viajeros se deben beneficiar de las nuevas unidades que modernizarán la red de Renfe en los próximos años.

Estos trenes de última generación serán totalmente accesibles, perfectamente aptos para personas con movilidad reducida, y dispondrán de conexión wifi y zonas para bicicletas y carritos infantiles. 

Su llegada debe suponer un importante avance en el que se distingue como uno de los medios de transporte públicos más utilizados del país. Se contemplan 176 trenes de 100 metros de longitud y otros 35 que alcanzarán los 200 metros.

Tienen además que ser capaces de alcanzar una velocidad máxima de 100 km/h, dispondrán de dos o tres coches con el fin de adaptarse mejor a cada demanda, y cinco de ellos serán híbridos, lo que permitirá utilizar la tensión eléctrica en tramos con catenaria y reducir así las emisiones.

Y aunque el número de pasajeros será mayor, estos trenes harán posible que la subida y bajada de viajeros sea más rápida y cómoda gracias a un avanzado diseño con un mínimo de 10 puertas y amplios vestíbulos que facilitan la movilidad en cada parada.

Aumentarán los costes un 30%

Respecto al contrato para la construcción de 31 nuevas unidades de trenes de ancho métrico que Renfe tiene firmado con CAF, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha defendido en las últimas horas que no se ha construido ni proyectado ningún tren, así como que no se ha incurrido en un gasto público en relación con él. 

Sin embargo, fuentes del Gobierno asumen que, dado el retraso acumulado resultará necesario elaborar junto a la empresa fabricante un calendario detallado de los trabajos a realizar y las entregas de trenes, que serán escalonadas tal y como vayan finalizándose en fábrica.

La construcción de estas nuevas unidades corre a cuenta de CAF y el importe total de la inversión, según el contrato original, alcanza los 329 millones de euros. Las fuentes del Ejecutivo consultadas por ECD contradicen la afirmación de la ministra de que no costará ni un euro más al contribuyente. 

Hasta el punto de que calculan que el retraso por el fiasco de Renfe y Adif aumentará los costes un 30% porque cuentan con que se han encarecido los costes de producción con respecto a hace dos años, cuando debían haberse comenzado a fabricar los trenes si no se hubieran registrado errores en las medidas.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?