Estado Autonómico

Page sospecha de los ascensos de Isabel Rodríguez, Pilar Alegría y Diana Morant

El líder castellano manchego encabeza una rebelión de presidentes socialistas ‘veteranos’ contra el plan de Sánchez de ‘jubilarles’

Emiliano García-Page
photo_camera Emiliano García-Page

Pedro Sánchez ha justificado los cambios en el Gobierno en la necesidad de impulsar la recuperación económica y social del país. Pero busca otro objetivo de fondo. Trabaja ya en un relevo generacional de cara a las elecciones locales de 2023. Pero contra ese plan van a plantarle batalla los ‘veteranos’ del PSOE, liderados por Emiliano García-Page

Superadas las primarias andaluzas, que se saldaron con la victoria del candidato ‘sanchista’, Juan Espadas, Sánchez ha elegido como ministras a tres mujeres curtidas en la política territorial, jóvenes y con potencial, con el objetivo de llevar a cabo un relevo de generaciones en el partido.

Sánchez no quiere problemas

El presidente no quiere más problemas con sus barones autonómicos, críticos con algunas decisiones como los indultos o el apoyo de Bildu al Gobierno. 

De ahí, los fichajes de Isabel Rodríguez, alcaldesa de Puertollano (Ciudad Real); Pilar Alegría, delegada del Gobierno en Aragón; y de Diana Morant, alcaldesa de Gandía (Valencia), procedentes de tres territorios significativos: Castilla-La ManchaAragónComunidad Valenciana

Esos movimientos han puesto en alerta a los respectivos presidentes, Emiliano-García Page, Javier Lambán, y Ximo Puig, conscientes de que en Moncloa y en Ferraz ya se preparan para que sustituirles en el momento oportuno.

Rebelión de presidentes ‘veteranos’

De hecho, frente a los ascensos de Isabel Rodríguez, Pilar Alegría y Diana Morant, fuentes de la dirección del PSOE confirman a Confidencial Digital que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page encabeza ya una rebelión de presidentes socialistas ‘veteranos’ contra el plan de Sánchez de ‘jubilarles’ en menos de dos años.

Es una ofensiva a la que se suman los líderes en la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y en Aragón, Javier Lambán, que también ven amenazados sus cargos en 2023 tras el ascenso de las alcaldesas.

García-Page encabeza la ofensiva

Sin embargo, en el entorno del presidente del Gobierno aseguran a ECD que el secretario general del PSOE no está preocupado. Considera que la de Page es la única voz crítica de un cargo con relevancia dentro del partido. Y que los otros líderes regionales, que en su día le atacaron, ahora han enterrado el hacha de guerra.

Se cita, en esa lista, a Guillermo Fernández Vara, quien ha demostrado “lealtad” a Sánchez. Aunque se da la circunstancia de que el presidente no ha nombrado ahora una ministra extremeña que pueda amenazar su liderazgo. 

En el caso de Ximo Puig y de Javier Lambán, las fuentes de Ferraz responden que ellos “no están para hablar mucho: gobiernan con quien gobiernan”.

Poder absoluto en Castilla-La Mancha

En cambio, personas próximas al jefe del Ejecutivo afirman que, tanto en Moncloa como en la dirección del PSOE, son “plenamente conscientes” de la posición crítica de García-Page y de los “apoyos con los que cuenta”. Reconocen, además, que buscar un candidato alternativo resulta verdaderamente complicado, si se quiere mantener el poder que el PSOE tiene ahora en Castilla-La Mancha.

Un aspecto en el que coinciden en el entorno del presidente autonómico. Destacan que los socialistas encabezan un gobierno regional con mayoría absoluta -la única comunidad socialista, junto a Extremadura-, gobiernan en las cinco diputaciones provinciales y también en las siete ciudades más pobladas de la región. 

Ni Bono durante sus años de liderazgo indiscutible logró algo así”, remarca uno de los colaboradores de Emiliano García-Page.

Sánchez tiene “aislado” a García-Page

“Page está solo en esta batalla”, consideran en Moncloa y en Ferraz. Aunque, por si acaso, Sánchez ha decidido aislarle un poco más. A diferencia de lo que hace con otros barones, fuentes próximas al líder del PSOE aseguran que “a Page apenas le telefonea para informarle. Silencio total”.

Un mutismo que ha sido confirmado por el propio presidente de Castilla-La Mancha en conversaciones con sus colaboradores más cercanos.

Críticas por el Gobierno con Podemos

Pedro Sánchez ha logrado imponer un poder absoluto en el PSOE. Tras derrotar a Susana Díaz en las primarias de 2017, diseñó un Comité Federal a su medida, para evitar la oposición interna que le costó el cargo en 2016.

Además, su llegada al Gobierno, las victorias electorales, y el apoyo de los militantes, le han convertido en un intocable dentro del partido

Pese a ello, el secretario general aún tiene que escuchar críticas a su gestión y a sus decisiones por parte de referentes históricos del partido.

El pacto para formar un gobierno de coalición con Podemos fue cuestionado desde el principio, tanto en público como en privado, por Felipe González, Alfonso Guerra, Joaquín Leguina, Nicolás Redondo Terreros, y un largo etcétera de personalidades. 

Incluso, se redactó y difundió un manifiesto contra ese acuerdo, que firmaron también otros importantes referentes del PSOE.

De la actual cúpula del partido, solo un cargo relevante dio un paso al frente y cargó abiertamente contra Pedro Sánchez y la coalición con Podemos: Emiliano García-Page. El presidente de Castilla-La Mancha afirmó, nada más conocerse la alianza, que “Podemos me quitó el sueño”, añadiendo que el Gobierno “no debe depender de los independentistas”.

Page es un referente del PSOE “de siempre”

Esta oposición se ha mantenido, y se ha intensificado tras la concesión de los indultos a los líderes del ‘procès’, y, tras la defenestración de Susana Díaz en Andalucía, situando al dirigente castellano manchego como el líder de referencia para los defensores del llamado PSOE “de siempre”.

Dentro de este grupo se sitúan dirigentes históricos del partido, pero también cargos intermedios, y ex diputados, que acusan a Sánchez de haber traicionado los valores tradicionales del PSOE por aferrarse al poder.

Entre otras cosas, le echan en cara haber acabado con un sistema orgánico que ha funcionado durante décadas en el PSOE, y de dar un poder a la militancia que le permite “hacer lo que quiera”. Además, también rechazan frontalmente las negociaciones con ERC y la apuesta por formar un gobierno con alguien que “nos ha insultado”, como Pablo Iglesias.

Page, alternativa a Sánchez

A día de hoy, parece imposible una ‘operación relevo’ en el PSOE, una maniobra para sustituir a Pedro Sánchez. No obstante, referentes del partido ya ven en Page la alternativa ideal para el secretario general.

Una de las tesis que se manejan es que, de no poder gobernar tras las próximas elecciones generales (que se convocarán previsiblemente en 2023), si Sánchez no mantuviese La Moncloa, “sería el momento” de impulsar la candidatura de García-Page.

A la espera de posibles acontecimientos en esta dirección, dirigentes históricos del PSOE han decidido acercarse, desde ya, al presidente de Castilla-La Mancha. Quieren ayudar, y asesorarle, en todo lo que pueda necesitar de ellos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?