Estado Autonómico

Unanimidad en el Senado para proteger la naranja española frente a la importación sudafricana

PP pide ayudas de 15.000 euros para solucionar un problema que Podemos ya denunció en 2016

Naranjos de Valencia.
photo_cameraNaranjos de Valencia.

Ayer se logró en el Senado por unanimidad solicitar al Gobierno un conjunto de medidas para proteger la naranja, cuya producción se concentra especialmente en la Comunidad Valenciana, frente a las importaciones de otros países, especialmente Sudáfrica.

“Hemos aprobado que se exija a la Unión Europea la activación de la cláusula de salvaguarda bilateral contemplada en el artículo 34 del Acuerdo de Asociación Económica entre la Unión Europea y los estados de la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional”, ha destacado el senador valenciano Antonio Clemente a El Confidencial Autonómico.

También ha destacado Clemente la solicitud de que “se incorpore al sistema de seguros agrarios español la posibilidad de un seguro de rentas basado en los costes de producción”.

A petición del PP, se ha aprobado también pedir al Gobierno establecer una ayuda “de mínimos” de hasta 15.000 euros en tres años para los agricultores a título principal de cítricos.

“La situación es crítica para el sector citrícola valenciano, que este año ha visto reducidas en 136.000 hectáreas las cosechas agrícolas y pagando mucho menos en origen, a la vez que llegan noticias de otros países como Turquía, Egipto y Marruecos donde se espera una campaña récord”, ha destacado Clemente.

Podemos recuerda que ya avisó en 2016

Rosana Pastor (Podemos), diputada por Valencia en el Congreso, ha destacado a El Confidencial Autonómico que “mientras los precios se han mantenido en Europa y en los comercios, se han visto notablemente perjudicados este año los pequeños y medianos productores, beneficiando a las grandes multinacionales y cadenas de distribución, ya que el precio origen de la naranja y mandarina ha caído un 20% respecto a la campaña 2017/18, de manera que la diferencia entre los precios en origen (lo que cobra el agricultor) y destino (lo que paga el consumidor) se ha incrementado este año hasta alcanzar un 832%, y todo eso sin contar con la venta a pérdidas”.

Pastor ha afirmado que “ya el 19 de octubre de 2016 avisamos de que había que proteger la naranja española activando la cláusula de salvaguarda prevista en los tratados de la Unión Europea frente a la sudafricana, pero se ha permitido unos mercados inundados por cítricos sudafricanos en plena campaña nacional y ha empujado a la baja los precios del sector y a una crisis sin paliativos”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?