Estado Autonómico

Religión

Un millón de personas se concentraron en 50 ciudades contra la ley Celaá

Jesús Muñoz de Priego, portavoz ‘Más Plurales’: “Esta ley nace con fecha de caducidad”

Portavoces de Más plurales tras la manifestación del 20D.
photo_camera Portavoces de Más plurales tras la manifestación del 20D.

Cerca de un millón de personas en cincuenta ciudades de todo el país han salido a la calle en una manifestación en coches para protestar contra la ley Celaá, y por lo que consideran un atropello a sus libertades democráticas y educativas, demostrando que no se rinden ante una ley partidista e ideológica que no aborda los problemas reales de la educación española.

La Plataforma Más Plurales atenderá los deseos de los ciudadanos a los que representa y continuará mostrando su oposición a la Ley Celaá hasta el último momento, incluso más allá de la aprobación de la ley.

La Ley Celaá impone un único modelo de educación y elimina la libertad de las familias para elegir el tipo de educación que desean para sus hijos. La oposición ciudadana a esta ley se ha traducido este domingo en miles de vehículos colapsando las principales arterias de ciudades de todo el territorio español. Las familias, profesores y ciudadanos en general que han participado en esta manifestación con vehículos han respetado las medidas de seguridad dictadas por las autoridades sanitarias y la policía.

Un gobierno insensible 

Tras las manifestaciones, Jesús Muñoz de Priego Alvear, portavoz “Más Plurales” ha declarado a Religión Confidencial: “Este domingo 20 de diciembre marca un nuevo hito en la defensa democrática de la libertad de enseñanza. En 50 ciudades, por toda España, se ha puesto de manifiesto, de forma muy palpable, el gran rechazo social que provoca la LOMLOE; una nueva ley partidista, ideológica y aprobada sin debate, ni diálogo, ni interés alguno por el Gobierno por alcanzar el consenso". 

Muñoz de Priego afirma que este Gobierno es absolutamente insensible a lo que puedan pedir los ciudadanos, lo han demostrado reiteradamente. La tramitación parlamentaria y la propia ley son una muestra evidente de lo que es y cómo actúa este Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, desoyendo a la comunidad educativa, a los ciudadanos y faltando al respeto a las instituciones democráticas con una tramitación parlamentaria de bloqueo y pantomima". 

El portavoz insiste en calificar al Gobierno de "intervencionista que impone una ley intervencionista,... y el intervencionismo casa mal con la libertad y con la búsqueda del consenso". 

Un Gobierno que no escucha 

A pesar de ser conscientes de que no se oirán las reclamaciones sociales que no compartan su modelo, han decidido de nuevo salir a la calle, en plena pandemia, y manifestar el rechazo, para hacer visible y notorio que la crítica no es de un grupo menor y poner así en evidencia que este Gobierno no escucha.

"El Gobierno aprobará seguramente la ley Celaá en el Senado, en un nuevo gesto de falta de respeto a las instituciones y a quienes las componen, provocada por sus urgencias para eludir un debate que, por su falta de solidez en los argumentos, les desgasta, y creerá que con ello han ganado. Pero se equivocan. Esta ley nace con fecha de caducidad, y a demostrar eso, y a que cada vez se nos unan más ciudadanos desde el conocimiento de la ley y la argumentación, irán dedicados nuestros esfuerzos”, concluye Jesús Muñoz de Priego Alvear. 

Al final de la Manifestación, los representantes de las asociaciones de padres de Mas Plurales leyeron un manifiesto en el que volvieron a pedir la retirada de una Ley que apuesta por una escuela única y pública y que elimina la pluralidad educativa. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?