Estado Autonómico

Lobbies nacionalistas buscan el apoyo de Iceta para arrinconar aún más al castellano en la enseñanza

Ningún compromiso europeo impide que puedan estudiar íntegramente en español los alumnos que así lo prefieran

Nuria Parlón, Pedro Sánchez y Miquel Iceta, en un acto del PSC.
photo_camera Miquel Iceta es ministro de Política Territorial y Función Pública.

El Congreso de los Diputados acaba de aprobar parte de una Proposición No de Ley para teóricamente garanticen los derechos lingüísticos de los ciudadanos no castellanohablantes.

A raíz de la aprobación, representantes de ACPV, Escola Valenciana, Plataforma per la Llengua, desde València; Euskalgintzaren Kontseilua, desde Bilbao; AMESA, en Santiago de Compostela; NOGARA, en Zaragoza, e Iniciativa Pol Asturianu, desde Gijón, han ofrecido el pasado jueves una rueda de prensa para reclamar la igualdad lingüística en España. De paso, han instado a cumplir con lo recogido en la Carta Europea de Lenguas Minoritarias (CELOM). Asimismo, tienen previsto celebrar un encuentro con el ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, para abordar esas decisiones y reclamar su desarrollo.

La contestación no ha tardado en llegar. Gloria Lago, presidente de Hablamos Español, señala en declaraciones para El Confidencial Autonómico que “los compromisos adquiridos por España ante la CELOM suponen que se garantice una enseñanza íntegramente en catalán, gallego, vasco o valenciano para los alumnos cuyos padres así lo deseen, pero no impide que puedan estudiar íntegramente en español quienes lo prefieran”.

Protección, no imposición 

Lago, asimismo, considera que la única manera de cumplir estos compromisos dentro de la Constitución sería implantar un modelo de libre elección de lengua vehicular, “ya que el actual modelo de conjunción lingüística implica que todos los alumnos han de recibir la enseñanza empleando ambas lenguas oficiales como vehiculares”, precisa.

La CELROM, a juicio de la presidenta de Hablamos Español, fue concebida para proteger los derechos de los hablantes de lenguas regionales o minoritarias, no para perjudicar a los alumnos que tienen como propia la lengua mayoritaria en el país que suscribe el Tratado. “Por eso, en los países que han suscrito el tratado en las mismas condiciones que España, se permite elegir lengua vehicular en la enseñanza y son felicitados por el Consejo de Europa”, señala la portavoz de la asociación. 

Dada la interpretación del Tratado se ha venido haciendo por parte de sectores nacionalistas y grupos afines, la presidente de Hablamos Español, que antes lo ha sido Galicia Bilingüe, aclarara que “para cumplir la CELROM era suficiente con que se garantizara la enseñanza en lengua regional a aquellos que lo solicitaran, sin por ello privar a los demás de estudiar en español”. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?