Estado Autonómico

Denuncian el crecimiento del impacto negativo de la caza en el medio rural

Ecologistas en Acción documenta un gran número de casos y al menos 30 tipos de situaciones en los que esta actividad está afectando otras. Piden una mayor vigilancia y más sanciones

Campeonato Caza Menor con Perro Ciudad Real de 2014.
photo_cameraCampeonato Caza Menor con Perro Ciudad Real de 2014.

Ecologistas en Acción demanda que se deje de privilegiar a la caza y se compute su impacto negativo en el resto de actividades en el medio rural, así como una mayor vigilancia y que se incrementen las prohibiciones y sanciones. 

Tal y como ha podido saber Confidencial Autonómico, la organización ecologista ha recibido varias denuncias y ha elaborado un extenso catálogo con los tipos de afecciones negativas de la caza a todo tipo de actividades económicas y recreativas.

Cuenta, además, que actividades productivas y de ocio están en peligro y se ven afectadas por una caza que cada día se lleva a cabo de forma más intensiva y que se privilegia ante otro tipo de usos en el medio rural.

Desde Ecologistas en Acción explican que se caza durante todo el año y en verano con modalidades "especialmente peligrosas" como la caza nocturna y los recechos, así como en los parques nacionales.

Entre las comunidades más afectadas por esta problemática destacan las comunidades de Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid y Cantabria.

Denuncian, además que entre los daños más graves se encuentran los que ponen en riesgo la integridad física de las personas. La caza en zonas de seguridad y montes públicos ha dado lugar a accidentes incluso mortales de seteros, transeúntes o ciclistas, así como a una innumerable lista de molestias y conflictos. "Más grave resulta la disposición de cables u otros elementos para cortar el paso de forma abrupta a quien discurra, sobre todo en bicicleta, por senderos y caminos".

Asimismo, la organización explica que no faltan tampoco las agresiones y las amenazas de cazadores a personas, sobre todo si estas les llaman la atención sobre algún tipo de conducta inadecuada por parte de quien porta un arma de fuego. Se dan casos en toda España, pero los más graves entre los recientes se han registrado en Cataluña, Galicia, Andalucía, Madrid y Toledo.

En este sentido, indicen en que la caza tampoco respeta las actividades tradicionales del medio rural, entre ellas la agricultura, la ganadería, la pesca, la apicultura o la recolección de setas, entre otras. Los conflictos por los daños que provoca la caza a la agricultura y a la ganadería suelen ser además especialmente graves y costosos para las personas afectadas. Castilla y León está a la cabeza de estas problemáticas que se extienden a otras comunidades limítrofes o más alejadas, como Murcia.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?