Estado Autonómico

Los ayuntamientos del PSOE quieren impedir el paso de los camioneros a las ciudades con decretos medioambientales

Están aprobando normas específicas para prohibir la circulación de vehículos de más de 3.500 kilos por vías urbanas argumentando “altos niveles de contaminación”

Caravana de camiones en una carretera de Málaga en el paro organizado por una plataforma de transportistas a nivel nacional.
photo_camera Caravana de camiones en una carretera de Málaga en el paro organizado por una plataforma de transportistas a nivel nacional.

La entrada de decenas de cabezas tractoras en los núcleos urbanos está provocando graves problemas de tráfico en los últimos días en numerosas capitales españolas. Los ayuntamientos socialistas se están organizando para tratar de impedir el bloqueo del centro de las ciudades.

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes municipales, los consistorios gobernados por el PSOE en distintos puntos de España se han conjurado para impedir que las caravanas de tractores y camiones entren en las ciudades emitiendo decretos específicos apelando a razones medioambientales.

En concreto, las normas prohíben la circulación de “vehículos de más de 3.500 kilos, cabezas tractoras de camiones y vehículos especiales” en vías urbanas “por motivos medioambientales”.

Los decretos serán de aplicación temporal y exceptuarán a los vehículos autorizados previamente y a los que transportan material a obras en marcha. Así, las caravanas de tractores y camiones no podrán entrar en los núcleos urbanos y tendrán que desviarse hacia los polígonos y las vías interurbanas a las afueras de la ciudad.

Bloqueo de las ciudades por los camioneros

Hay que recordar que 250 camiones recorrieron el centro de Málaga la semana pasada acompañados de la Policía Local sin comunicación previa a la subdelegación del Gobierno.

En Córdoba los manifestantes sí habían comunicado a la Subdelegación su intención de que la caravana de vehículos entrase en la ciudad este pasado lunes, aunque esta lo había desautorizado por haberse informado con muy pocas horas de antelación.

Pese a ello, el Ayuntamiento, del PP, terminó facilitando la entrada de los camioneros en el núcleo urbano, para lo que desplegó a la Policía Municipal.

En Zaragoza, los convocantes de la movilización no comunicaron a la Delegación del Gobierno su intención de manifestarse por el casco urbano, pese a lo que casi 150 cabezas tractoras entraron en el centro tras haber circulado por algunos de los polígonos que rodean la ciudad.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?